El oseltamivir es un medicamento inhibidor de la neuraminidasa, la enzima presente en el virus de la gripe y que facilita su propagación en el cuerpo. El efecto del fármaco es bloquear esta difusión. Se aplica para tratar y prevenir infecciones causadas por el virus de la gripe o influenza A o B en pacientes mayores de un año.

También se puede usar como tratamiento y prevención de la gripe aviar.

Su efecto es el de eliminar en plazos relativamente acotados los síntomas de la gripe, pero no actúa sobre las infecciones bacterianas que puedan suceder como consecuencia de aquella.

Dosis e indicaciones del oseltamivir

En su acción preventiva Oseltamivir no es considerado un reemplazo de la vacuna de la gripe; tampoco está demostrado que actúe después de las 48 horas de comenzados los síntomas de la gripe, por lo que su consumo debe ser anterior a ese plazo.

La presentación del fármaco es por suspensión o en cápsulas, siempre se ingiere por vía oral. Si se lo utiliza como prevención, por ejemplo en el caso de un brote de gripe en la comunidad donde se vive, se toma una vez por día durante al menos de siete a diez días y como máximo hasta seis semanas.

Para casos de tratamiento, se debe tomar dos veces por día, en general por la mañana y por la noche, durante el lapso de cinco días.

La dosis debe ser la indicada, en general la que corresponde a las adultos es de 75 mg por cada vez que se toma y para menores se va reduciendo según el peso.

En caso de suministro de la suspensión líquida resulta fundamental medir los mililitros exactos indicados por el médico con el dispositivo de medición que se provee junto con el medicamento.

La indicación de ingerir el medicamento durante todo el tratamiento debe cumplirse aunque hayan desaparecido los síntomas de la gripe. De no haber desaparecido estos síntomas durante el tratamiento se debe acudir al médico.

Precauciones y contraindicaciones del oseltamivir

Este medicamento está contraindicado para menores de un año y para quienes son hipersensibles al oseltamivir o a sus excipientes. Por esto, en la consulta con el doctor corresponde informar si se es alérgico al medicamento o a otro fármaco cualquiera sea, incluso si se ha tomado con anterioridad el propio oseltamivir o algún otro antes o los que se estén tomando en ese momento. También se debe informar si se está consumiendo o si se piensa ingerir cualquier otro medicamento o algún suplemento dietario o producto nutricional, e incluso vitaminas y productos con plantas medicinales.

Respecto de las enfermedades que corresponde informar al médico se destacan: las que afectan al sistema inmunitario, las cardíacas, las renales, las hepáticas y las pulmonares.

En el caso de las mujeres, resulta importante informar cualquier estado de embarazo o si está amamantando.

Efectos secundarios del oseltamivir

El tratamiento con este medicamento puede producir efectos secundarios entre los que se destacan:

  • Estados de confusión, agitación y ansiedad
  • Estados de comportamiento anormales
  • Náuseas y vómitos
  • Malestares estomacales y diarrea
  • Cefalea
  • Picazón, sarpullidos y urticaria
  • Anemia
  • Problemas para respirar
  • Inflamaciones en la lengua
  • Ojeras u otras inflamaciones en la cara
  • Insomnio
  • Vértigo
Ante cualquiera de estos síntomas se recomienda la consulta inmediata con el médico. Lo mismo con cualquier duda que surja de este informe, que se difunde al solo título general e ilustrativo y que no reemplaza la consulta con el profesional de la medicina competente.