La metaxalona es un medicamento relajante muscular. Funciona bloqueando los impulsos de los nervios en el cerebro, cuyos síntomas son de dolor y rigidez muscular.

Se aplica en el tratamiento de esos síntomas de dolor y rigidez, que han sido provocados por torceduras, esguinces u otras lesiones de los músculos.

Que es un espasmo muscular e Indicaciones del metaxalona

El espasmo muscular se produce por la inflamación generada por la sobrecarga o la lesión de un músculo. Comienza como una distensión muscular, que aparenta ser una lesión leve, cuyo síntoma generalmente se manifiesta como un dolor en la parte baja de la espalda.

Las distensiones musculares se conocen también como “tirón muscular”. Cuando los músculos de la espalda baja se tensan o se rompen, el área alrededor de los músculos puede inflamarse. Con la inflamación, se pueden generar espasmos que provocan a su vez dolor de espalda severo y dificultad de movimiento. El dolor en la parte baja de la espalda por una distensión muscular se produce con mayor frecuencia después de levantar un objeto pesado, hacer movimientos bruscos o una caída. El dolor suele localizarse, lo que significa que no se irradia a la pierna. El área puede doler al tacto, el paciente generalmente se siente mejor cuando está en estado de reposo.

Es por esto que el tratamiento con metaxalona se aplica junto con reposo y fisioterapia.

Dosis de metaxalona

Se toma por vía oral en comprimidos y la dosis es la indicada por el médico, aunque la recomendada para adultos y niños mayores de 12 años de edad es de un comprimido de 800 mg tres o cuatro veces por día.

Advertencias y contraindicaciones del metaxalone o metaxalona

No se debe usar esta medicina si se padece alergia al propio metaxalone o si se tiene anemia (falta de glóbulos rojos en sangre) o si se padece enfermedad renal o hepática grave.

Del mismo modo corresponde avisar previamente al consumo de metaxalone, sobre alergias a alguna droga ya que es posible que se necesite un ajuste de dosis o pruebas especiales para que pueda usar metaxalone.

Se debe evitar el consumo de alcohol, lo mismo que se advierte sobre otras sustancias que pueden influir, como hierbas medicinales, suplementos dietarios, vitaminas o drogas ilegales.

Respecto del embarazo, se debe avisar al médico, en caso de quedar en ese estado porque puede afectar al bebé nonato y se debe evaluar los riesgos de ingerir metaxalone. Del mismo modo, se desconocen los efectos sobre el bebé amamantado, por lo que estar practicando lactancia materna, se debe suspender el tratamiento y consultar con el médico.

También se desaconseja su uso en menores de 12 años.

Efectos secundarios adversos de la metaxalona

Este medicamento puede causar efectos secundarios que perjudiquen las reacciones a estímulos necesarios para, por ejemplo, conducir vehículos, por lo que esta actividad se debe evitar.

Otros efectos son: somnolencia, mareos, sensación de irritabilidad o nerviosismo, cefalea, náuseas, dolor de estómago, pérdida de apetito, fiebre baja, orina oscura, heces del color de la arcilla, sarpullido y piel u ojos amarillos (ictericia).

De ocurrir estos efectos deben ser comunicados al médico inmediatamente, incluso otros que no estén mencionados pueden pasar, por lo que se si perciben como graves o persistentes, deben ser informados al médico.

Contraindicaciones de la metaxalona

Los efectos sedativos de las tabletas metaxalona y de otros depresores del sistema nervioso central (por ejemplo, el alcohol, las benzodiacepinas, opiáceos antidepresivos tricíclicos) pueden tener un efecto aditivo. Por lo tanto, se debe tener precaución con los pacientes que toman más de uno de estos depresores del sistema nervioso central, simultáneamente.

Consulta con el médico o farmacéutico

Este informe es general de carácter accesible y no pretende remplazar a los profesionales de la salud, por lo que en caso de dudas se debe consultar al médico o farmacéutico.