Linezolid o linezolida es un antibacteriano. Se utiliza para eliminar ciertos tipos de bacterias que causan infecciones en el abdomen, los pulmones (por ejemplo, neumonía), tracto urinario y en lugares específicos de la piel (las glándulas sudoríparas, folículos pilosos, etc.). Este medicamento actúa matando las bacterias o previniendo su crecimiento.

Dosis de linezolid

La presentación del medicamento es en comprimidos o líquido (Vía oral) o en suspensión inyectable. La dosis la indica el médico pero hay recomendaciones según el tipo de infección que se esté tratando. Se administra por inyección lenta intravenosa o en tabletas o líquidos cuando se toma por vía oral.

Si se toma por vía oral por complicaciones e infecciones de la piel, la dosis es por lo general de 400 mg cada 12 horas durante 10 a 14 días. Para la mayoría de los demás tipos de infecciones, la dosis habitual es de 600 mg, ya sea por infusión intravenosa o por vía oral cada 12 horas durante 10 a 14 días o de 14 a 28 días (dependiendo del tipo de infección que se está tratando). Los comprimidos pueden tomarse con o sin alimentos.

Indicaciones, advertencias y contraindicaciones de linezolida

No se debe tomar este medicamento si se tienen estas circunstancias: ser alérgico o hipersensible a la linezolida o cualquier otro ingrediente de este medicamento o si en las últimas dos semanas se ha tomado monoaminooxidasas (MAO), como fenelzina, tranilcipromina, etc.

Se debe avisar al médico sobre otras sustancias que se estén tomando, como cualquier otro medicamento, alcohol habitual, tabaquismo, drogas ilegales, hierbas medicinales, suplementos, vitaminas, etc.

En especial se destacan los alimentos o bebidas con alto contenido de tiramina como, cervezas de barril, vinos tintos, salsa de soja, nueces, arenques, quesos curados, etc., los que se deben evitar en altas cantidades durante el tratamiento.

Entre otros problemas médicos que se padezcan, se debe avisar al médico sobre: presión arterial alta no controlada, feocromocitoma, síndrome carcinoide o hipertiroidismo sin tratamiento.

Embarazo: Se recomienda no usar linezolida durante el embarazo salvo que los beneficios superen a los riesgos, por lo que debe acudir en consulta al médico.

Lactancia: No se sabe si linezolid pasa a la leche materna y el medicamento, podría afectar al bebé, por lo que se debe preguntar al médico acerca de si debe continuar con la lactancia materna.

Niños: La seguridad y eficacia del uso de este medicamento, no se han determinado para los niños y menores de 18 años.

Efectos secundarios adversos de linezolid

Los efectos adversos que se detallan a continuación no son experimentados por todos los que toman este medicamento, pero si se perciben como permanentes o graves se debe consultar al médico. Entre estos se destacan: Dolor abdominal o de estómago, calambres o hinchazón, cambio en el color de la lengua, disminución del apetito, diarrea, mareos, cefalea, acidez, cambios del gusto, náuseas y vómitos.

Otros efectos adversos son menos comunes, pero ameritan una consulta con el médico lo antes posible, como: cambios en la vista (visión borrosa, dificultad para ver con claridad, etc.), fiebre o escalofríos, síntomas de la diarrea severa asociada a antibióticos, síntomas de trastornos de la sangre (cansancio o debilidad inusual, sangrado o moretones inusuales, dificultad para respirar, fiebre, etc.), síntomas de problemas nerviosos (entumecimiento, hormigueo, picazón o ardor, etc.), infecciones vaginales por levaduras (picor, descarga blanca, etc.) y manchas blancas en la boca o en la lengua o en la garganta.

Por último requiere de atención médica inmediata si presenta cualquiera de los siguientes casos: convulsiones, síntomas de una reacción alérgica severa (urticaria, dificultad para respirar, hinchazón de la boca o la garganta, etc.), síntomas de la acidosis láctica (náuseas, vómitos o diarrea severa o recurrente) y síntomas del síndrome de la serotonina (agitación, confusión, delirio, rigidez muscular, temblores, falta de coordinación o convulsiones, etc.).

Interacciones de linezolida

Puede haber una interacción entre linezolid y cualquiera de los medicamentos, entre los que se destacan y solo por nombrar algunos: atomoxetina, bezafibrato, brimonidina, buprenorfina, bupropion, buspirona, carbamazepina, dopamina, duoloxetine. epinefrina, hidromorfona, metilfenidato, mirtazapina, la ya mencionada monoaminooxidasa (MAO), fenilefrina, pseudoefedrina, casos de recaptación selectiva de serotonina (SSRI, como escitalopram, fluoxetina, fluvoxamina, sertralina, etc.), agonistas de la serotonina (como zolmitriptán, rizatriptán, almotriptan, etc.), sibutramina, tramadol, antidepresivos tricíclicos (como amitriptilina, clomipramina, imipramina, etc.) y venlafaxina.

Consulta al médico o farmacéutico

Este informe es de carácter accesible y puede que no contenga todos los efectos secundarios, contraindicaciones, advertencias e indicaciones, por lo que en caso de duda se debe acudir en consulta a los profesionales de la salud.