La tamsulosina pertenece a un grupo de medicamentos conocidos como antagonistas de los receptores alfa 1. Se utiliza para tratar los síntomas de agrandamiento de la próstata (hiperplasia prostática benigna [HPB]).

Cuando la próstata se agranda puede presionar a la uretra que es el tubo que lleva la orina fuera de la vejiga para ser expulsado. Esto hace que el chorro de orina sea débil o surja una sensación de no poder vaciar la vejiga por completo. Tamsulosina ayuda a relajar los músculos de la próstata y la apertura de la vejiga, lo que ayuda a que el flujo de orina fluya más libremente y la vejiga sea vaciada completamente.

La tamsulosina no contrae la glándula prostática, por lo que aunque los síntomas se mejoren con el tratamiento, una cirugía de próstata puede ser necesaria si la próstata continúa agrandada.

Dosis de tamsulosina

En el caso de este artículo el medicamento se detalla según su presentación en comprimidos de liberación controlada, los que deben ser administrados según lo indicado por el médico. La dosis recomendada de tamsulosina es de 0,4 mg una vez al día, ingeridas con o sin alimentos y a la misma hora cada día. Los comprimidos deben tragarse enteros.

Contraindicaciones y advertencias de la tamsulosina

La tamsulosina no debe ser tomada por quienes son alérgicos a la tamsulosina, ni por niños ni mujeres.

Antes de comenzar a usar un medicamento, se debe informar al médico de cualquier problema de salud o alergias que se pueda padecer, así como los medicamentos que se están tomando (incluso hierbas medicinales, suplementos y vitaminas), o si se toma alcohol habitualmente o si se es adicto al tabaquismo.

Respecto de tratamientos o intervenciones se deben considerar las cirugías por cataratas, la enfermedad renal o hepática, la hipotensión ortostática (baja la presión arterial al levantarse) y el cáncer de próstata, ya que este y la HPB causan muchos de los mismos síntomas y con frecuencia coexisten, por lo que se deben hacer estudios para descartar cáncer de próstata antes de iniciar el tratamiento con tamsulosina.

Efectos secundarios adversos de la tamsulosina

Los siguientes efectos adversos son raros pero deben ser comunicados al médico: eyaculación anormal, dolor de espalda, deseo o actividad sexual disminuido, diarrea, mareos o aturdimiento, somnolencia, dolor de cabeza, náuseas, nariz tapada o secreción nasal, dificultades para dormir y debilidad inusual.

Otros efectos suceden menos a menudo que los anteriores y deben consultarse con el médico inmediatamente, como dolor en el pecho, desmayos y priapismo (erección dolorosa y persistente del pene que no se alivia con la actividad sexual).

Interacciones de la tamsulosina

Puede haber una interacción entre tamsulosina y otros medicamentos entre los que se destacan los siguientes: antimicóticos "azoles" (fluconazol, ketoconazol, etc.), claritromicina, cimetidina, doxazosina, imatinib, medicamentos para la disfunción eréctil (sildenafil, tadalafil, vardenafil), reductores de la presión arterial (enalapril, metoprolol, etc.), prazosin, inhibidores de la proteasa (indinavir, lopinavir, nelfinavir, ritonavir, etc.), quinidina, telitromicina y terazosina. De estar tomando simultáneamente alguno de estos medicamentos o cualquier otro, se debe comunicar al médico esta circunstancia.

Consulta con el médico o farmacéutico

Esta información es general de carácter accesible y sirve para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de la tamsulosina, por lo que no es exhaustivo y en ningún caso sustituye a la información que brindan el médico o el farmacéutico.