La sulfadiazina de plata es una sulfonamida, es decir una sustancia compuesta por nitrógeno, oxígeno y azufre.

Se presenta como crema para ser aplicada sobre la piel a tratar y puede funcionar según el grado y el momento de aplicación, como prevención o directamente para el tratamiento, de acné, quemaduras de segundo y tercer grado y de lesiones en la piel causadas por el pie diabético o lesiones surgidas en los pies de hongos, entre otros usos posibles.

La sulfadiazina es un amplio bactericida, ya que elimina una gran variedad de bacterias.

Uso de la sulfadiazina de plata

Ante una quemadura lo primero que se aconseja es lavar la zona con agua fría en forma inmediata. Si se tiene accesible este medicamento, previa consulta al médico, se debe aplicar con la piel seca y limpia sobre el área quemada de esta manera: usando un guante esterilizado aplicar una lámina de crema de un espesor de 1/16 pulgadas. En general se recomienda la aplicación de la sulfadiazina de plata una o dos veces por día.

Se debe ser cuidadoso en el seguimiento de las instrucciones del medicamento y sobre todo respecto de la dosis justa que indicó el médico tratante.

En especial se deben considerar estas recomendaciones:

  • Aplicar solo para uso externo;
  • No aplicar ni más ni menos cantidad de crema de la indicada;
  • No utilizar en niños menores de dos meses;
  • No abandonar el tratamiento hasta que sea indicado por el profesional de la salud tratante;
  • Higienizar la zona de la piel quemada para eliminar la piel muerta;
  • Mantener la zona de piel quemada siempre cubierta con la crema

Precauciones a tener en cuenta con la sulfadiazina

Sin perjuicio de las preguntas que el médico haga al momento de indicarle el medicamento el paciente debe tener en cuenta e informar al médico o al farmacéutico:

  • Si es alérgico a cualquier medicamento y a las sulfonamidas en particular;
  • Si padece enfermedades de riñón o del hígado;
  • Los medicamentos que esté ingiriendo en ese momento;
  • Las vitaminas que esté tomando;
Si es mujer, debe informar sobre si está embarazada o si está amamantando y de quedar embarazada durante la ingesta del medicamento, debe acudir al médico en forma urgente

En caso de omisión en la aplicación de la dosis no debe compensarse en cantidad por esa falta, sino que debe continuarse con la dosis habitual.

Efectos secundarios de la sulfadiazina argéntica

Los efectos secundarios son raros pero podrían aparecer:

En la piel:

  • picor o picazón
  • ardor
  • dolor
Otros efectos más serios y susceptibles de consulta médica:

  • dolor de garganta
  • fiebre
  • cansancio
  • debilidad general
  • dolor en las articulaciones
  • sarpullidos en la piel
  • sangrado
  • moretones
  • color amarillento de la piel
  • orina con sangre

Indicaciones generales para la sulfadiazina de plata

Como el medicamento es solo para uso externo no se deben dejar restos en los ojos, en las comisuras de la boca o en su interior, ni en la nariz y mucho menos ingerirlo.

No es recomendable tapar la zona afectada con apósitos ni aplicar otros productos medicamentosos o cosméticos, salvo indicación especial del médico.

En cuanto al almacenaje se aplican las reglas comunes de los medicamentos: fuera del alcance de los niños pequeños, almacenarlo a temperatura ambiente sin humedad y desecharlo cuando esté vencido.

Los consejos de este artículo deben considerarse como de información general, por lo que en caso de duda se debe asistir al consultorio del profesional de la salud, como el médico o consultarlo telefónicamente. También se debe concurrir al consultorio del médico en los supuestos de que pase algún efecto que no haya sido mencionado pero que se piense que pueda surgir del tratamiento.