La planta Aloe Vera es la estrella de los trucos, recetas y consejos de belleza más incipientes de los últimos años. Su aportación curativa con remedios caseros la han ido convirtiendo en un bienestar para nuestra salud en general. Las recomendaciones de que es una planta curativa natural dejan de ser secreto y pasa a ser la más utilizada a diestro y siniestro por sus propiedades y utilidades. Existen miles de combinaciones que la hacen la "reina" del remedio casero y no tan casero. Las firmas comerciales se la disputan para crear nuevas fórmulas que hagan que sus productos finales den resultados óptimos a los consumidores, (geles, jabones, mascarillas para la cara, cremas para el cuerpo, contorno de ojos, tónicos) pero no hace falta ir al supermercado ni a la farmacia a comprar tanto "potingue". Quizás seas mañoso/a y te guste plantar una en tu casa y cuidarla para tenerla siempre a mano. ¡No es tan difícil!

Orígenes de el Aloe Vera, ¿de dónde viene y cómo crece?

  • Nombre científico o latino: Aloe Vera
  • Nombre común o vulgar: Aloe Vera, Sábila, Zábila, Atzavara vera, Zabira, Aloe de Barbados, Acíbar, Azabara
  • Familia: Liliaceae (Liliáceas).
  • Origen: Islas Canarias, (España) Isla de Madeira, (Portugal).
  • Aloe Vera ha sido considerada desde tiempos remotos como una "planta milagrosa" porque alivia problemas de salud.
  • Muy cultivado por sus componentes medicinales y de belleza.
  • Puede superar los 50 cms. de altura.
  • Posee hojas muy carnosas en roseta de color verde azulado o grisáceo.
  • Las jóvenes plantas suelen tener manchas blancas que van desapareciendo a medida que la planta se vuelve adulta.
  • En verano surgen tallos con flores amarillas.

Cultivo y cuidados necesarios e imprescindibles para tener una bonita planta de Aloe Vera

Lo primero que debemos saber es que el Aloe Vera no tolera el sol directamente, por lo que deberemos ubicarla en un lugar luminoso donde los rayos del sol no le lleguen en exceso porque sus hojas se pondrán marrones. Su punto débil es el exceso de agua y el frío. Y deberemos de proteger nuestra planta ante temperaturas bajísimas. El invierno es necesario para la planta que descansará de temperaturas altas y soportará muy bien las que rocen cómo mínimos los 6 grados.

  • Humedad: tolera la atmósfera seca.
  • Suelo y sustrato: el suelo debe ser arenoso y con buen drenaje. Para el cultivo de Aloe Vera, es mejor hacerlo en maceta de barro en vez de plástico porque ésta no es porosa. En el fondo echa dos dedos de grava para el drenaje. Espera un par de semanas para empezar a regar, así dará tiempo a cicatrizar las heridas que se hayan podido producir durante el trasplante.
  • Riego: riego escaso. Hay que vigilar que el agua no se estanque. El Aloe puede pasar largas temporadas sin agua, sobre todo en invierno. Sin embargo, cuando las hojas están delgadas y arrugadas, significa que tienen sed.
  • Plagas: Aloe Vera es muy resistente a plagas, pero a veces es atacado por pulgones o cochinillas.
  • Multiplicación: separa los hijuelos que nacen alrededor de la planta madre cuando estos tengan una altura de cuatro dedos. Hay que recordar que no se debe regar durante las 2 primeras semanas después de su trasplante para que cicatricen las raíces. Los hijos se le dejan secar la raíz durante un par de semanas, sin exponerlos al sol, y luego se plantan en macetas individuales.

¿Cuales son las aplicaciones curativas del Aloe Vera para aliviar algunas afecciones?

Los remedios caseros se multiplican a la hora de utilizar los beneficios curativos de la planta mágica. Se sabe que el gel de la propia planta contiene elementos químicos. La propia planta da de por sí su sabia para el remedio casero sin estar embotellado en un precioso "pack" de color blanco y letras verdes. Sus utilidades estrella son:

  • Quemaduras.
  • Cortes y heridas.
  • Picaduras de insectos.
  • Llagas.
  • Dolores musculares o reumáticos.
Se ha demostrado que una quemadura térmica profunda tratada con Aloe Vera, evoluciona en 48 horas y regenera los tejidos y sin dejar apenas cicatriz.

¿Cómo usar la planta Aloe Vera de manera correcta para los remedios caseros?

  • Se emplea el gel que se encuentra en el interior de la hoja de Aloe Vera. Para obtenerlo, elegir una que no haya recibido agua durante 5 días antes y realizar el corte a la noche o a la mañana temprano.
  • Aplicar la hoja de Aloe Vera cortada directamente sobre las quemaduras, las heridas, las infecciones por hongos y las picaduras de insectos. El gel cura y cicatriza.
  • Dejar un tiempo prudente en la o las heridas y repetir varias veces al día, siempre cortando el Aloe nuevamente de la misma hoja que ya hemos cortado. De esta manera tendremos siempre el gel fresco y no reseco.
Para finalizar, recordamos también las creencias populares de que el Aloe Vera sirve para ahuyentar las malas energías en la casa. Se coloca una hoja troceada con una cinta roja atada con lazo alrededor y se cuelga detrás de la puerta principal de la casa perennemente. Ir cambiándola cuando ésta comienza a arrugarse o secarse. El Aloe Vera absorberá las energías negativas en la casa. ¿Se le puede pedir algo más a una simple planta de color verde y de hojas espigadas llamada "Vera" que en latín significa verdadera?