La neostigmina se la considera un medicamento parasimpáticomimético porque su función produce efectos equivalentes a las funciones del sistema nervioso parasimpático. En este caso, los efectos tienen que ver con los de la enzima colinesterasa que a su vez actúa sobre acetilcolina, que es un neurotransmisor que intervine en el proceso de relajación y contrarelajación de los músculos.

La neostigmina se utiliza primariamente en anestesiología por que revierte el bloqueo neuromuscular que producen medicamentos relajantes neuromusculares.

Otros usos de la neostigmina tienen que ver con el tratamiento del glaucoma (pérdida progresiva de la visión), miastenia gravis (enfermedad poco frecuente que se caracteriza por el debilitamiento general de los músculos), ileo paralítico (obstrucción intestinal) y atonía vesical (falta de tono muscular o de la tensión normal de la vejiga).

Cuando se descubrió la neostigmina en la década de 1930, se utilizó para calmar dolores en un postoperatorio, como antídoto contra el curare, para tratar la miastenia gravis y como tratamiento de la poliomilitis (Este último caso fue investigado por el Dr. Herman Kabat en EE.UU. en la década de 1940).

Dosis e Indicaciones de la neostigmina

Actualmente este medicamento viene en comprimidos o en ampollas inyectables. La dosis debe ser la indicada por el médico, de acuerdo al tratamiento que corresponda. En general, en el caso de la vía inyectable, se recomienda una dosis diaria de 0,043 mg por kilogramo de peso del paciente. En el caso de la vía oral se administra cuando el paciente está en estado de postración para aliviar síntomas, variando la dosis diaria recomendada entre 15 y 375 mg.

Contraindicaciones e interacciones de la neostigmina

Se debe considerar la hipersensibilidad o alergia conocidas a la neostigmina y a las drogas inhibidoras de la colinesterasa o para tratar la obstrucción mecánica del tracto genitourinario o gastrointestinal y la peritonitis. Se debe también tener en cuenta cualquier otro medicamento que se esté suministrando (en especial otros anticolinestrásicos y antibióticos) , así como otras sustancias (suplementos dietarios, hierbas medicinales, vitaminas, alcohol, drogas, etc,).

Requiere precaución en pacientes que tengan asma bronquial, infarto de miocardio reciente, arritmias cardíacas y bradicardia (ritmo lento del corazón), hipertiroidismo, úlcera péptica y vagotonía (actividad anormal creciente del nervio vago que produce debilidad, bradicardia, sudoración, estreñimiento, etc.), solo por nombrar algunos casos.

En casos de lactancia materna y embarazo se aconseja evitar su administración, salvo que el médico evalúe el costo beneficio del tratamiento en esas etapas.

Reacciones y efectos adversos de la neogstimina

Pueden ocurrir efectos adversos y en caso de que se consideren graves se debe acudir al médico en consulta. Entre esos efectos se destacan: mareos, espasmos bronquiales y laríngeos, diarrea y aumento de la motilidad, calambres abdominales, incontinencia urinaria, sudoración excesiva, urticaria, hipersalivación, exceso de lagrimeo y problemas de visión.

Un exceso de dosis podría generar calambres, parálisis, ataxia (falta de coordinación de los músculos) convulsiones o depresión de la ventilación. Estos síntomas se tratan con otro medicamento llamado atropina, según indicación médica.

Consulta al médico o farmacéutico

Este es un informe general de carácter accesible por lo que puede haber otros efectos adversos u interacciones que complementen la información sobre la neogstimina. En caso de dudas se debe consultar con el médico o farmacéutico.