La guayaba, según las investigaciones que se han llevado a cabo, parece tener su origen en Brasil o en algún lugar entre Perú y México. En la actualidad, los principales países productores, además de los mencionados, son Colombia, Ecuador, la India, Filipinas, Costa Rica, Puerto Rico, Cuba, Sudáfrica, Venezuela, California y Florida.

La guayaba es un fruto tropical perteneciente a la familia de las mirtáceas. Existen más de 100 especies repartidas en diversas regiones tropicales de América, Asia y Oceanía. Se la conoce con diferentes nombres según el lugar de origen, como puede ser guayabo, luma, guara o arrayana. No se trata de una fruta de gran tamaño. Por lo general de forma redondeada y con un peso que va de los 150 gramos hasta, en algunos casos, superar los 500 gramos. Entre las diferentes variedades las hay que son dulces, semiácidas o ácidas. Su aroma, cuando alcanzan la madurez, es realmente sugestivo y muy agradable.

Propiedades de la guayaba

La guayaba posee una serie de características que la distinguen de otras frutas. Por ejemplo, la cantidad de vitamina C de la guayaba es 7 veces superior a un clásico como la naranja, por lo que se puede considerar como un antigripal natural muy a tener en cuenta. Basta apuntar que con el consumo de 100 gramos de guayaba se triplican las necesidades diarias de vitamina C que requiere nuestro organismo.

En menor medida, aunque no por ello menos interesante, es su aporte en vitaminas del grupo B, como por ejemplo la tiamina (vitamina B1), esencial para el aprovechamiento de los carbohidratos y proteínas; la riboflavina (vitamina B2), otro elemento indispensable, en este caso, para el crecimiento corporal, la producción de glóbulos rojos y la obtención de energía a partir de los carbohidratos; y la niacina (vitamina B3), de gran importancia para la eliminación de tóxicos del organismo, así como en la producción de hormonas sexuales y las relacionadas con el estrés.

La guayaba también destaca por su aporte en provitamina A o carotenoides, con el beta caroteno como más importante. La provitamina A protege el sistema inmunitario, ayuda a la conservación de la vista y protege al organismo ante ciertos tipos de cáncer. La proporción de la guayaba en cuanto a sustancias anti oxidantes es muy superior a la de otras frutas, siendo este uno de los aspectos destacables de esta fruta.

La guayaba también aporta una cantidad de fibra considerable, lo que la convierte en una fruta de suave efecto laxante, al tiempo que reduce las posibilidades de padecer ciertas enfermedades.

En cuanto a los minerales destaca su aportación de potasio. En menor medida, la guayaba también contiene magnesio, hierro, calcio, sodio y zinc.

Beneficios de la guayaba

La guayaba es una fruta a la que se le atribuyen propiedades antibióticas, astringentes, desinflamantes, antidiarreicas, expectorantes, sudoríficas y sedantes.

La guayaba está especialmente indicada para los niños y para personas debilitadas o que padezcan anemia. La guayaba también resulta muy indicada para las dietas, ya que aporta pocas calorías, proteínas y grasas; en concreto, para cada 100 gramos, 44 kcalorías, 0.5 gramos de grasas y 0.8 gramos de proteínas.

La guayaba se ha utilizado desde muy antiguo para combatir diversos trastornos gastrointestinales; una cualidad corroborada por investigaciones recientes, donde se demuestra que la guayaba posee una serie de compuestos que producen en el organismo cuatro efectos complementarios: un efecto antiespasmódico, útil para eliminar la diarrea, el cólico intestinal y el menstrual; un efecto antiinflamatorio intestinal, efectivo para reducir procesos inflamatorios gastrointestinales, como en el caso de la colitis aguda o crónica; un efecto antimicrobiano que combate las bacterias que causan alteraciones del peristaltismo, en el caso de estreñimiento combinado con episodios de diarrea; y por último, sus efectos antioxidantes que actúan frente a los malos hábitos alimentarios (picantes, alcohol o cafeína) y el estrés que pueden dar lugar al síndrome del colon irritable.

La infusión con las hojas de la guayaba resulta eficaz en el tratamiento de las encías inflamadas u otras heridas bucales. En forma de compresa puede utilizarse también para una mejor cicatrización de las heridas, así como en otras afecciones de la piel. La infusión, en este caso a partir de frutas maduras y picadas (3 o 4), hervidas en un litro de agua y consumida a lo largo del día, es un remedio eficaz para los dolores articulares causados por el ácido úrico.

Consumo de la guayaba

Es aconsejable consumir la guayaba por las mañanas y no combinarla con otras frutas (sobre todo dulces) con el objeto de lograr sus máximos efectos depurativos. También hay que tener en cuenta que los beneficios medicinales que nos aporta la guayaba consumiéndola de forma natural, no los obtendremos al consumirla en almíbar o bien enlatadas. Otro aspecto a considerar es que no debe añadírsele azúcar refinado, ya que con ello perderemos buena parte de sus efectos medicinales. Y también, como es lógico, tener en cuenta que al cocerla o calentarla perderemos su vitamina C.

Podéis seguir mis artículos en Twitter.