Ergotamina se usa para tratar la migraña y la cefalea vascular. Se ha utilizado para la hipotensión ortostática (caída abrupta de la presión arterial por haber estado el paciente mucho tiempo en una posición), aunque este uso no ha sido aprobado por la FDA.

Esta producido en base a un hongo llamado cornezuelo de centeno y produce en forma intensa y por un periodo largo, la vasoconstricción o estrechamiento de arterias de zonas musculares, coronarias y vasos extracraneales, con elevación de la presión arterial.

Este medicamento solamente curará un dolor de cabeza que ya ha comenzado, pero no impedirá los dolores de cabeza migrañosos ni reducirá el número de ataques, por lo que resulta importante consultar con un médico antes de decidir un tratamiento con ergotamina.

Dosis de ergotamina.

La ergotamina que se detalla es la que viene presentada en comprimidos. La dosis es la indicada por el médico aunque existen recomendaciones: para dolor de cabeza agudo es de 1 a 2 mg al comenzar el síntoma y seguidos por 1 o 2 mg más a intervalos de 30 min., hasta un máximo de 6 comprimidos (6 mg por día). La dosis inicial máxima es de 3 mg. No se debe tomar más de lo indicado por el médico o en las instrucciones porque la sobredosis puede ser fatal.

Contraindicaciones y advertencias de la ergotamina

No se debe tomar la medicina si se es alérgico a los medicamentos del cornezuelo de centeno o si se padece un historial de enfermedades del corazón, angina (dolor de pecho), problemas de circulación sanguínea, antecedentes de ataques al corazón o enfermedad de las arterias o accidente cerebrovascular, coronario, enfermedad renal, presión arterial hepática grave o una infección grave.

El uso de ciertos medicamentos con ergotamina puede causar aún mayores disminuciones en el flujo sanguíneo que si se utilizara ergotamina solamente, lo que puede resultar en efectos secundarios peligrosos, por lo que se debe avisar al médico acerca de todas las medicinas que se están usando, incluso las hierbas medicinales.

También se debe informar al médico acerca de todas las condiciones médicas que se padezcan, especialmente la presión arterial alta, enfermedad renal o hepática, o factores de riesgo para la enfermedad arterial coronaria (diabetes, presión arterial alta o colesterol, menopausia o histerectomía, fumar, tomar píldoras anticonceptivas, el sobrepeso, que tiene un historial familiar de enfermedad de las arterias coronarias, si es un hombre mayor de 40 años) o si toma alcohol, vitaminas o suplementos dietarios.

Embarazo y lactancia con ergotamina

Este medicamento puede causarle daño al feto o al bebé lactante, por lo que no se debe administrar ergotamina durante el embarazo o en periodo de lactancia.

¿Cuáles son los efectos secundarios adversos eventuales de la ergotamina?

Pueden ocurrir varios efectos adversos, en los que se debe buscar atención médica de emergencia como: reacción alérgica: ronchas, dificultad para respirar, hinchazón de la cara, labios, lengua, o garganta.

En los siguientes casos se debe suspender la ergotamina y llamar al médico de inmediato: entumecimiento o debilidad repentina - especialmente en un lado del cuerpo -, dolor de cabeza súbito, confusión, problemas con la visión, el habla, o el equilibrio; ritmo cardíaco rápido o lento; dolor muscular en brazos o piernas; debilidad en las piernas; entumecimiento o sensación de hormigueo y un aspecto pálido o de color azul en los dedos de las manos o pies; dolor severo en el estómago o la espalda; orinar menos de lo usual o nada en absoluto; hinchazón o picazón en cualquier parte del cuerpo; tos con dolor punzante en el pecho y dificultad para respirar o presión arterial peligrosamente alta.

Hay otros efectos menos graves: mareos, sensación de girar; debilidad; náuseas, vómitos o

picazón leve.

Consulta al médico o farmacéutico

Los efectos secundarios y las contraindicaciones son un resumen de los más conocidos pero no es una lista completa y otros casos pueden ocurrir, por lo que en caso de duda se debe consultar al médico o farmacéutico.