La digoxina es un medicamento que se emplea en algunos problemas relacionados con el corazón, como puede ser la insuficiencia cardiaca. La digoxina actúa mejorando la capacidad del corazón para bombear la sangre. Asimismo, es eficaz para aquellas personas con fibrilación auricular, es decir, un pulso acelerado o irregular. La digoxina ayuda a desacelerar y controlar la frecuencia cardiaca. También está indicada para la supresión de la taquicardia paroxística supraventricular.

La digoxina, por vía intravenosa, inicia su acción entre los 5 y 30 minutos posteriores a la administración, alcanzando su máximo efecto al cabo de 1 a 4 horas. Por vía oral inicia su acción al cabo de 1 a 2 horas y alcanza su máximo efecto entre las 2 y 6 horas.

La digoxina se presenta en ampollas para administración intravenosa, comprimidos, cápsulas blandas y solución.

Dosis de digoxina

La dosis de digoxina deberá establecerse de un modo individualizado en función de la edad, el peso, la función renal y atendiendo a las posibles afecciones del paciente. Dicho esto, las dosis orientativas para adultos y niños mayores de 10 años, son las siguientes:

La administración rápida por vía oral se efectuará en dosis única de 0.75 a 1.5 mg. En casos menos graves y personas ancianas la dosis se dividirá en tomas cada 6 horas, con una toma inicial que será la mitad de la dosis diaria. Antes de proseguir el tratamiento deberá evaluarse la respuesta del paciente.

La administración lenta por vía oral se llevará a cabo con dosis de 0.25 a 0.75 mg. diarios durante una semana, a la que seguirá una dosis de mantenimiento que, para la mayoría de casos, será de 0.125 a 0.75 mg. al día.

Las dosis administradas a niños menores de 10 años se llevarán a cabo, orientativamente, del siguiente modo:

  • Recién nacidos pre-término con menos de 1.5 kg. 25 mcg. por kg. al día por vía oral, o 20 mcg. por kg. al día por vía parenteral.
  • Recién nacidos pre-término entre 1.5 y 2.5 kg. 30 mcg. por kg. al día por ambas vías.
  • Recién nacidos a término hasta los 2 años 35 mcg. por kg. al día por vía parenteral y 45 mcg. por kg. al día por vía oral.
  • Niños de 2 a 5 años, 35 mcg. por kg. al día por ambas vías.
  • Niños de 5 a 10 años, 25 mcg. por kg. al día por ambas vías.
La carga intravenosa de emergencia, no habiendo recibido glucósidos cardiacos las 2 semanas anteriores, será de 0.5 a 1 mg. dividida en varias tomas. Las dosis de carga se administrarán en varias tomas. La toma inicial será la mitad de la dosis diaria. Posteriormente se administrarán tomas cada 4 a 8 horas, evaluando previamente la respuesta del paciente. La dosis diaria de mantenimiento para recién nacidos pre-término será el 20% de la dosis de carga. Para recién nacidos a término y hasta 10 años, la dosis diaria será el 25% de la dosis de carga.

Efectos secundarios adversos y contraindicaciones de la digoxina

La digoxina no suele provocar demasiados efectos secundarios en la mayoría de pacientes, no obstante, y como sucede con todos los medicamentos, estos pueden producirse ocasionalmente, sobre todo en dosis elevadas. Entre los más comunes destacan los vómitos, náuseas o diarrea, dolor de estómago o pérdida de apetito, somnolencia o confusión, fatiga, debilidad o desmayo, alteraciones en la visión o palpitaciones, latidos lentos o irregulares.

Es importante prestar especial atención a los efectos secundarios ya que la digoxina, en exceso, puede ser peligrosa.

La digoxina está contraindicada en los casos de hipersensibilidad y alergia al medicamento y cuando existe fibrilación ventricular. También deberá utilizarse con precaución en los casos de glomerulonefritis aguda, taquicardia ventricular, bradicardia grave, estenosis subaórtica hipertrófica idiopática, cardioversión, cardiopatía obstructiva hipertrófica, síndrome Wolff-Parkinson-White o bloqueo AV incompleto.

Digoxina en el embarazo y la lactancia

Como sucede con muchos medicamentos, lo más indicado es prescindir de ellos durante el embarazo, por lo que solo deberá administrarse la digoxina cuando los beneficios que se esperan obtener en el tratamiento de la madre son muy superiores a los posibles riesgos que entraña para el feto. En cuanto a la lactancia, aunque se sabe que se excreta en la leche materna, en dosis mínimas no está contraindicada.

Intoxicación de digoxina

El tratamiento indicado en caso de sobredosis de digoxina consiste en la inserción de un catéter marcapasos temporal, así como la administración de anticuerpos anti digitálicos. Estos anticuerpos, obtenidos de las ovejas, no solo reconocen la digoxina, también son capaces de la hacer lo propio con la digitoxina y otros glucósidos cardiacos, por lo que pueden revertir las intoxicaciones severas producidas por estos medicamentos. Los anticuerpos anti digoxina se presentan en ampollas de 40 y 80 mg.

Podéis seguir mis artículos en Twitter.