La clozapina pertenece a una familia de medicamentos llamados antipsicóticos. Se utiliza para tratar la esquizofrenia cuando otros medicamentos no son eficaces. La esquizofrenia está relacionada con los desequilibrios de ciertas sustancias químicas cerebrales como la dopamina. Este medicamento ayuda a equilibrar estos productos químicos.

La clozapina se usa además en pacientes que han intentado suicidarse o que tienen probabilidades de auto infligirse daños corporales.

Dosis e indicaciones de la clozapina

Clozapina viene en general presentada en tabletas, por ejemplo de 25, 50, 100 mg y 200 mg. La dosis la indica el médico pero hay recomendaciones que varían mucho en función de las necesidades, pero por lo general se inicia en 12,5 mg tomada una vez o dos veces al día y se ajusta gradualmente hacia una dosis mayor que promedia las tres tomas diarias.

Contraindicaciones y advertencias e interacciones de la clozapina

No se debe suministrar esta medicina si se es alérgico a la clozapina o a cualquier otro de sus ingredientes; tampoco si no se hace un análisis de sangre previo al tratamiento o si posteriormente no se pueden hacer análisis periódicos de sangre, o si se padece entre otras patologías: 1) enfermedad hepática asociada con náuseas, pérdida de apetito o ictericia (color amarillo de la piel), 2) ciertos trastornos de la sangre (trastornos de las plaquetas, los glóbulos blancos, etc.), 3) obstrucción de los intestinos, 4) enfermedad cardíaca grave (miocarditis, etc.), 5) enfermedad renal grave, 6) epilepsia no controlada, 7) estado de sedación total o en coma y 8) problemas pulmonares (dificultades graves para respirar o fatiga crónica).

Se debe avisar al médico sobre las enfermedades o estados de salud padecidos, entre los que se destacan:

  • antecedentes de convulsiones u otros factores predisponentes
  • enfermedad de la médula ósea
  • enfermedad cardíaca y / o pulmonar, sobre todo los que tienen ritmos cardíacos anormales
  • glaucoma de ángulo estrecho
  • agrandamiento de la próstata
Se debe avisar sobre cualquier problema de salud o sobre las sustancias que se estén consumiendo y que puedan influir en el tratamiento, como cualquier otro medicamento, cafeína, alcohol, tabaquismo, drogas ilegales, vitaminas, suplementos, hierbas medicinales, etc.

La clozapina puede interactuar con cualquier medicamento por lo que el médico determina sus efectos. Entre los medicamentos que se destacan por su interacción, se mencionan grupos de fármacos, entre los que no todos los medicamentos de esos grupos son relevantes, por ejemplo: agentes antiparkinsonianos, antifúngicos, antihistamínicos, benzodiazepinas,medicamentos para la presión arterial, inhibidores de la MAO, narcóticos, pastillas para dormir, antidepresivos SSRI, o también algunos medicamentos como: carbamazepina, cimetidina, omeprazol, fenitoína, etc..

La clozapina en embarazo, lactancia, niños y adultos mayores

Embarazo: La clozapina debe utilizarse sólo si los beneficios superan claramente los riesgos, por lo que se debe avisar al médico si la paciente queda embarazada o planea quedarlo.

Lactancia: El medicamento pasa a la leche materna, por lo que puede afectar al bebé. Se debe hablar con el médico acerca de si se debe continuar durante el amamantamiento.

Niños: No se ha establecido la seguridad y eficacia de este medicamento para uso en niños y adolescentes menores de 18 años.

Adultos mayores: Los estudios con medicamentos antipsicóticos han demostrado que las personas mayores con demencia que toman medicamentos antipsicóticos tienen un mayor índice de mortalidad, por lo que no deben tomar clozapina.

Efectos secundarios de la clozapina

Los efectos secundarios adversos son escasos pero se debe estar atento para avisar al médico en caso de persistir o de percibirse como graves. Entre los más comunes se destacan:

  • Malestar abdominal o acidez estomacal
  • estreñimiento
  • mareos o aturdimiento leves
  • somnolencia
  • boca seca
  • cefalea
  • aumento de saliva en la boca
  • náuseas o vómito
  • temblores o sacudidas
  • aumento de peso inusual
Otros efectos son menos comunes, pero deben comunicarse inmediatamente al médico, como:

  • Ausencia o disminución en el movimiento
  • visión borrosa
  • confusión
  • disminución de la capacidad sexual
  • mareos, especialmente al levantarse de una posición acostada o sentada
  • somnolencia severa
  • alucinaciones
  • hiperglucemia (aumento del apetito, aumento de la sed, aumento de la orina, debilidad)
  • aumento de saliva en la boca
  • chasquido de labios o fruncir los labios
  • Problemas hepáticos (orina oscura, pérdida del apetito, náuseas, vómitos, ojos o piel amarilla)
  • depresión mental
  • inflamación en las mejillas
  • movimientos rápidos o similares a gusanos de la lengua
  • inquietud o necesidad de mantenerse en movimiento
  • respiración lenta, irregular, o con problemas
  • dificultad para dormir
  • dificultad para orinar
  • excitación inusual, nerviosismo o inquietud
  • movimientos de masticar sin control
  • movimientos incontrolados de brazos y piernas
  • ansiedad inusual, nerviosismo o irritabilidad
Se debe suspender la medicación y consultar de urgencia al médico entre otros en estos casos que se destacan:

  • convulsiones
  • pulso cardiaco rápido, lento o irregular
  • fiebre
  • presión arterial alta o baja
  • cansancio o debilidad inusual
  • piel inusualmente pálida

Consulta al médico o farmacéutico

Este informe es general por lo que los efectos mencionados y las advertencias o las interacciones descriptas son generales y pueden aparecer de otras formas o en otros casos; en caso de duda se debe consultar con el médico o farmacéutico.