La isotretinoína se emplea en el tratamiento del acné nodular recalcitrante grave o severo, - una clase de erupción de granos grave -, en los casos de que otras terapéuticas, como los medicamentos antibióticos, no hayan dado resultado.

La isotretinoína se usa también para tratar otros trastornos de la piel y también algunos tipos de cáncer, sobre los que no se trata en este artículo.

Su acción consiste en desacelerar la generación de algunas sustancias que pueden provocar la formación de granos y acné.

Uso e indicaciones de la isotretinoína

La isotretinoína viene presentada en cápsulas para ingerir por vía oral. Se recomienda administrar de a dos dosis por día y lo mejor es junto con las comidas.

Las dosis deben ser exactamente las indicadas por el médico y las cápsulas deben ser tragadas íntegras, con agua que ayude al tracto.

Dosis de la isotretinoína

En general, el tratamiento empieza con una dosis intermedia indicada y según como responda el organismo al medicamento, esta dosis se aumenta o se disminuye, incluso resultan relevantes los efectos secundarios que vayan ocurriendo para regularla.

El fármaco se puede tomar por algunas semanas o inclusive por un período más prolongado hasta que se perciban sus efectos en la eliminación del acné, el que al principio del tratamiento puede incluso aumentar, pero esto no implica propiamente un fracaso en la terapéutica con isotretinoína.

Contraindicaciones de la isotretinoína

Durante la consulta con el doctor, se le debe informar si se es alérgico o hipersensible al medicamento o a cualquier otro que se haya ingerido o que se esté tomando al mismo tiempo. También se debe informar sobre si se están consumiendo complementos o suplementos dietarios o nutricionales, vitaminas y productos con hierbas medicinales.

Resulta relevante informar sobre el consumo habitual de bebidas alcohólicas o drogas, sobre el padecimiento de enfermedades renales o cardíacas que se sufran o hayan sufrido o sobre cualquier otra patología o cirugía que se haya tenido o en este caso, se tenga programada en el futuro.

El tratamiento con isotretinoína puede producir efectos graves en la salud, por lo que resulta fundamental el acceso a la información sobre esos efectos por parte del paciente y sus parientes, a los efectos de respetar su autonomía de la voluntad en la consumación del tratamiento con este medicamento.

La isotretinoína en el embarazo y amamantamiento

Respecto del embarazo se presenta uno de las graves consecuencias del consumo de isotretinoína, porque ingerirlo durante ese período produce generalmente la interrupción del embarazo y puede provocar graves trastornos en la madre.

Por su parte, durante la lactancia se debe interrumpir su administración, incluso no se debe amamantar por 30 días desde que se dejó de tomar isotretinoína.

Efectos secundarios de la isotretinoína

Muchos pueden ser los efectos adversos pero algunos se reputan más comunes y otros son directamente graves: en cualquier caso conviene consultar al médico. Entre los primeros se destacan: fatiga, modificaciones en el tono de voz, caída de cabello, hemorragias en las encías, caida de partes superficiales de la piel de las extremidades, dolor en los labios, piel seca, síntomas de resfriado, sudoración excesiva, curación lenta de las heridas, color rojizo en la piel, etc.

Entre los efectos graves, a los que, pueden tener secuelas graves para la salud, y que requieren de la inmediata consulta al profesional de la medicina, se destacan: crisis convulsivas, cefaleas, malestares intestinales y estomacales (acidez), mareos, vómitos y diarrea, dificultades para expresarse y escuchar, detención del crecimiento de los huesos, orinar de color oscuro, dolores pectorales, hinchazón en extremidades y cara (labios, ojos), zumbidos en los oídos, sangrado por el recto, visión borrosa, hormigueo de adormecimiento en partes del cuerpo, piel amarillenta, dolores articulares, sequedad permanente en los ojos, problemas para respirar, erupciones cutáneas (sarpullidos), moretones y hematomas en las piernas, estado febril, ojos hinchados, etc.

Consulta al médico

Los temas considerados en este artículo son generales y no pretenden reemplazar la consulta con el médico, por lo que en caso de duda se debe acudir al mismo.