Flunarizina se utiliza para prevenir las migrañas con o sin aura (síntomas visuales, centelleos, etc., que se producen aproximadamente una hora antes de que comience el dolor de cabeza). Este medicamento no debe ser usado para el tratamiento de migrañas agudas (dolores de cabeza que ya han comenzado), sino que previene migrañas en pacientes que padezcan ataques severos y frecuentes y que además no respondan adecuadamente a otros tratamientos, en los cuales los medicamentos que se usan en éstos, causen efectos secundarios adversos que se no puedan soportar.

Flunarizina ayuda a reducir la frecuencia de los ataques de migraña y en menor medida, la severidad de los ataques, pero no interviene en su duración.

Este medicamento también se indica para el tratamiento del vértigo vestibular.

Dosis de flunarizina

Flunarizina viene presentada en comprimidos. La dosis recomendada en adultos es de 10 mg por día, ingerida por la noche, con o sin comida. Si se padecen síntomas de efectos secundarios, se puede tomar con eficacia de a 5 mg al día, por la noche.

El efecto de la flunarizina puede no ser visto en varias semanas, por lo que se recomienda no dejar de tomar la medicación debido a la falta de efecto en las primeras seis a ocho semanas.

Contraindicaciones e interacciones de flunarizina

Flunarizina no debe ser tomado por personas con alergia a la flunarizina, antecedentes de depresión y de trastornos de movimientos involuntarios.

Se debe informar al médico sobre cualquier enfermedad o alergias que se puedan tener, así como los medicamentos, vitaminas, suplementos, medicinas herbarias, alcohol habitual, tabaquismo, etc. En especial se deben tener en cuenta los siguientes estados: problemas hepáticos, embarazo (se deben evaluar el riesgo y beneficio), lactancia (No debe ser usado por mujeres que están amamantando), niños y adultos mayores (la seguridad y eficacia de este medicamento, no se ha establecido para el uso de niños menores de 18 años ni para adultos mayores).

Flunarizina puede interactuar con medicamentos anticonvulsivos y tranquilizantes.

Efectos secundarios adversos de la flunarizina

Tomando flunarizina pueden ocurrir efectos adversos en muy pocos casos, entre los que se destacan: somnolencia (no manejar vehículos), estreñimiento, diarrea, mareos o aturdimiento, boca seca, sensación de calor, dolor de cabeza, aumento del apetito o aumento de peso, náuseas y fatiga o debilidad inusual. Entre otros efectos menos comunes y que ameritan la consulta con el médico, se destacan: sangrado, picazón o inflamación de las encías, dificultad para respirar, tos o sibilancias, dolor en el pecho (puede aparecer aproximadamente 30 minutos después de tomar la medicación), depresión, desmayos, ritmo cardíaco irregular o rápido y fuerte, pérdida de control del equilibrio, caminar arrastrando los pies, erupciones en la piel, rigidez de los brazos o las piernas, hinchazón de los tobillos, pies o piernas, temblor de las manos y los dedos, dificultad para hablar o tragar y secreción inusual de leche materna.

Consulta con el médico o farmacéutico

Este artículo se corresponde con una información general para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de la flunarizina, por lo que no es exhaustivo y en ningún caso sustituye a la información que brindan el médico o el farmacéutico.