El valproato de sodio funciona mediante la estabilización de la actividad eléctrica en el cerebro produciendo de esta forma, la reducción de los ataques de epilepsia. También tiene efectos analgésicos y en la versión semisódica se aplicar para el tratamiento del trastorno bipolar o sindrome maníaco depresivo.

Indicaciones del valproato de sodio

El valproato sódico debe ser suministrado en la dosis que indica el médico. Se puede comenzar con una dosis baja que luego se aumentará gradualmente hasta que el médico encuentre la mejor dosis.

Algunas formulaciones de valproato de sodio se deben tomar después de las comidas y otras deben ser tragadas enteras. Se debe intentar tomar el valproato de sodio a la misma hora cada día para no perder ninguna dosis.

Este medicamento puede venir disponible en tabletas orales líquidas, comprimidos de liberación modificada, jarabe, cápsulas y gránulos de inyección.

Precauciones del valproato sódico

Como el valproato de sodio puede causar que su peso para aumentar, se indica una dieta balanceada y hacer ejercicio con regularidad.

No se recomienda el consumo de alcohol durante el tratamiento con valproato de sodio ni dejar de tomarlo a menos que el médico lo indique, ya que es probable que los síntomas reaparezcan.

Las personas con epilepsia deben dejar de conducir al principio del tratamiento. El médico indicará cuándo puede ser posible para que se pueda volver a conducir, lo suele ocurrir después de un año libre de sufrida la crisis.

Existe un pequeño riesgo de que durante el tratamiento con el fármaco se desarrollen cambios de estado de ánimo, pensamientos angustiosos y sentimientos de suicidio. Si esto ocurre, se debe informar al médico inmediatamente. En el caso de cirugías o tratamiento dental, se debe informar a la persona que lleva a cabo el tratamiento que se está tomando valproato de sodio.

Contraindicaciones del valproato de sodio

Se desaconseja tomar este medicamento o se deben tomar precauciones especiales, informando al médico en estos casos: estado de embarazada, intento de tener un bebé o en periodo de lactancia, problemas de riñón, ser miembro de su familia con problemas de hígado, si se sufre de trastornos de la producción de urea en el hígado, si se padece lupus eritematoso sistémico (una condición inflamatoria también llamada lupus o LES), si se tiene porfiria (un trastorno de la sangre), si se están tomando otros medicamentos, incluso los que están disponibles para comprar sin receta, hierbas y complementarias.

Resulta relevante informar si alguna vez se ha tenido una reacción alérgica a este o a cualquier otro medicamento.

Efectos adversos del valproato sódico

Junto con sus efectos útiles, la mayoría de los medicamentos pueden provocar efectos secundarios no deseados, aunque solo algunos los experimentan. Los efectos secundarios por lo general mejoran a medida que el cuerpo se adapta al medicamento, pero se debe avisar al médico o farmacéutico, en la medida que cualquiera de los efectos se mantengan o se vuelvan molestos.

Entre los efectos mencionados se destacan: diarrea, pérdida de cabello (después se normaliza el crecimiento), somnolencia (no conducir vehículos), malestar e irritación estomacal al principio del tratamiento.

Otros efectos adversos son menos frecuentes y deben ser avisados de inmediato al médico, entre estos se destacan: tos inexplicable o dolor de garganta, sangrado o moretones inusuales, dolores abdominal y orina oscura o ictericia.

Estos efectos no son todos los que puedan ocurrir, por lo que en caso de duda se debe acudir al médico o al farmacéutico para consultarlo, lo mismo que por cualquier otra respuesta que se busque para complementar esta información, que es de carácter meramente general y accesible.

Fuente: British National Formulary