Es uno de los casos en los que sus nombres comerciales "Ritalina", "Ritalin" o "Methylin" entre otros, es más conocido que el genérico: metilfenidato.

La acción del metilfenidato es controlar los síntomas de problemas de atención e hiperactividad (TDHA) en niños y adultos y se aplica en el marco de varias medidas integrales en las que el medicamento es un coadyuvante.

También se lo aplica al tratamiento de la narcolepsia, una forma de hipersomnia por la que las personas padecen de excesiva somnolencia durante el día, e incluso tienen ganas irreprimibles de dormir en forma repentina.

Otras aplicaciones que se le dan son: fatiga, depresión y síndrome de taquicardia postural.

Administración y uso del metilfenidato

Este medicamento viene presentado de varias formas según correspondan al tipo de tratamiento que indique el médico. Viene envasado en una solución líquida, en tabletas masticables, en tabletas de liberación inmediata, en tabletas de liberación prolongada y en cápsulas de liberación prolongada.

Las dosis son las indicadas, probablemente de una dosis menor a una mayor; en cualquier caso cuando se trata de tabletas se recomienda tomar de dos a tres veces al día una media hora antes de las comidas; en el caso de los menores se recomienda hasta dos dosis diarias.

Cuando el medicamento tiene acción prolongada se aconseja administrarlo una vez al día y dependiendo de la presentación y marca, se toma con o sin alimentos previos.

Precauciones y contraindicaciones del metilfenidato

Se debe informar al médico si se padece alergia o hipesensibilidad al metilfenidato o a cualquier otro medicamento; también se debe informar si se están ingiriendo otros fármacos, también cuando sean otros productos farmacéuticos o de nutrición cuyo contenido sea hierbas medicinales, como vitaminas y suplementos y complementos nutricionales.

También se debe informar al médico si se tienen cirugías programadas, incluso dentales y si se padecen o se han padecido enfermedades, en especial enfermedades de trastornos de comportamiento como tics o copiar actitudes y formas de hablar (Síndrome de Tourette), depresión, trastornos bipolares y presión ocular o dificultades par digerir azúcar; asimismo se debe informar sobre patologías del hígado o del riñón y en especial las enfermedades cardíacas y cardiovasculares, atento a que con estas afecciones el medicamento puede provocar muerte súbita o ACV, tanto en menores como adultos.

Otro dato importante para avisar es el estado de embarazo en cualquier momento que se detecte o si está amamantando.

Para administrarlo en pacientes con más de 65 años se debe consultar al doctor ya que existen otros medicamentos que podrían aplicarse con más seguridad para pacientes de esa edad.

Efectos secundarios del metilfenidato o ritalina

Este medicamento puede provocar efectos secundarios adversos, los que deben ser reportados al médico de no desaparecer o si se tornan intensos. Entre estos efectos se destacan:

  • Estado de nerviosismo
  • dificultades para mantenerse dormido o dormirse
  • malestares estomacales, dolores, acidez, náuseas y vómitos
  • mareos
  • pérdida del apetito
  • sequedad bucal
  • cefalea
  • rigidez en los músculos
  • falta de control en algunos movimientos y entumecimiento en extremidades
  • disminución en el deseo sexual
  • menstruación dolorosa
Otros efectos de pueden transformar en graves por lo que requieren la inmediata consulta al profesional médico. Entre estos efectos graves, se destacan:

  • Dolores en el pecho
  • dificultades para respirar con sensación de falta de aire
  • fatiga excesiva y agitación
  • taquicardia, latidos fuertes o arritmia cardíaca
  • dificultades para expresarse
  • estado febril
  • en la piel, descamación, ampollas, comezón, sarpullido y urticaria
  • estados de desvanecimiento transitorios
  • entumecimiento de las piernas y brazos
  • visión borrosa
  • cambios de comportamiento persecutorios respecto de las actitudes los demás
  • convulsiones
  • alucinaciones
  • adopción momentánea de tics motores o verbales
  • estado depresivo
  • excitación y cambios de ánimo inusuales
Estos efectos son a título de ejemplo por lo que puede haber otros que sean adversos y que deben ser motivo de consulta con el profesional médico de confianza.

El metilfenidato también puede lentificar el crecimiento y el aumento de peso normales de los niños, por lo que durante el tratamiento se requiere de un control permanente del pediatra.

Consulta al médico

El presente artículo es de carácter general y a mero título informativo. En caso de dudas se debe consultar al personal médico y farmacéutico de confianza.