El flumazenil se lo considera un antagonista de los receptores benzodiazepínicos porque inhibe la actividad de estos, compitiendo en el lugar de reconocimiento de esos receptores. Una de las benzodiazepinas más conocidas es el diazepam que lleva el nombre comercial de valium. En consecuencia, el efecto antagonista del flumazenil actúa respecto de la sedación, la lentitud psicomotora y la falta de respuesta normal que producen aquellos medicamentos benzodiazepínicos.

La indicación más comun es para revertir la sedación con anestesia u otras terapéuticas que utilicen benzodiazepinas y por cierto, en casos de su sobredosificación.

Últimamente se ha descubierto la aplicación del flumazenil para tratar la hipersomnia porque inhibe la función relajante del cerebro producida por el ácido gamma-amino butírico (GABA).

Se destaca que el flumazenil actúa en el Sistema Nercioso Central solamente en casos de sedantes que son benzodiazepinas y no con otro tipo de drogas que producen sedación, como barbitúricos, anestesia general u opiáceos.

Dosis e indicaciones del flumazenil

La forma de presentación del flumazenil que se detalla es en suspensión por vía parenteral (inyectable). En cualquier caso corresponde seguir las instrucciones sobre su administración que indique el médico tratante. En general se recomienda una dosis máxima de 1 mg, que se suministra gradualmente (dosis inicial de 0,2 mg) hasta que se produzca la reacción del paciente, pero depende del cuadro que éste presente, por lo que se detalla respecto de las dosis es muy general. La estadística indica que la mayor parte de los pacientes reacciona con dosis de 0,6 a 1 mg.

Contraindicaciones, precauciones e interacciones del flumazenil

Corresponde avisar al médico sobre la hipersensibilidad conocida al flumazenil o a los medicamentos benzodiazepínicos, a los efectos de evitar su administración. Se deben considerar espcialmente los casos de suministro de benzodiazepina para un tratamiento que pudiera ser por amenaza de pérdida de la vida, como un determinado estado epiléptico o para controlar de la presión interna del cráneo; en estos casos está contraindicado.

En todo caso se aconseja informar al médico sobre el consumo de otros fármacos, alcohol, drogas sociales, vitaminas, suplementos dietarios y hierbas medicinales, de modo tal que el médico decida sobre las posibles interacciones o efectos de su administración conjunta con el flumazenil.

Suministro de flumazenil en embarazo

En casos de embarazo se desaconseja su ingesta, sobre todo en los primeros estadíos, excepto que sea muy necesario y que el médico crea que sea más beneficioso para la paciente que el riesgo que pueda provocar.

Efectos adversos del flumazenil

Los efectos adversos del flumazenil son pocos. Se destacan las convulsiones. Otros asociados con el consumo del medicamento son: visión borrosa, dolor de cabeza, sudoración excesiva, sensación de vértigo y molestia en el lugar de la inyección propia de la vía parenteral.

Para conducir un vehículo se recomienda esperar 24 horas desde la administración de flumazenil por la falta de reflejos que podría producir.

Consulta al médico

Puede haber otros efectos adversos no mencionados, así como indicaciones y precauciones no detalladas, porque este es un texto de carácter general con información accesible; en caso de dudas se debe consultar al médico tratante.