El ajo (Allium sativum) de la familia de las liliáceas pertenece al grupo de las hortalizas.

Su origen está en Asia central, desde allí se fue extendiendo, primero a Egipto utilizándose en la más remota actualidad para procesos de momificación y posteriormente a Europa a través de Grecia e Italia, donde se consideró como un potente afrodisiaco. El comercio se propago por el mar Mediterráneo y a través de los comerciantes europeos, especialmente los españoles, quienes facilitaron su distribución y convirtieron al ajo en un ingrediente básico para condimentar los alimentos.

En la época medieval se pensaba que los ajos alejaban las brujas, los vampiros y los malos espíritus.

El ajo es muy rico en sales minerales, azufre, encimas y vitaminas. Además tiene muchas propiedades medicinales.

Propiedades medicinales del ajo

· Reduce el nivel de grasa y colesterol en la sangre.

· Hace la sangre más fluida y así, disminuye el riesgo de infarto y trombosis.

· Previene el cáncer.

· Es un potente bactericida.

· Aumenta la potencia sexual.

· Es útil contra la bronquitis, la tos y el catarro.

· Se puede usar como desinfectante.

· Muy útil contra los parásitos.

· Puede utilizarse como antiséptico.

· Es un antibiótico natural.

Los egipcios lo usaban como un remedio eficaz contra el dolor de cabeza y se lo daban a comer a los constructores de las pirámides con la finalidad de que les vigorizara el corazón y no les flojearan las fuerzas.

Inconvenientes del ajo

· Uno de los mayores inconvenientes del ajo, es el olor que puede dejar en las manos o útiles de cocina que vayamos a usar después para otro alimento. Pero hay un truco para eliminar este olor de forma sencilla y duradera: lavar los utensilios como el cuchillo o la tabla debajo del agua sin frotar, igualmente lo quitaremos de las manos

· Pude producir escozor o irritación si se roza con las mucosas o los ojos

· Otro de los problemas que puede ocasionar el ajo, es el mal aliento, al tomarlo como alimento crudo. Para ello hay unos trucos que si no lo quitan del todo al menos lo atenúa:

  • Quitarle el germen del interior.
  • Dejarlo en remojo una hora con agua fría antes de usarlo.
  • Una vez que se ha comido, se puede suavizar el olor masticando unas hojas de hierba buena o menta.

Propiedades Nutricionales del ajo (100 g):

· Agua: 70%

· Proteínas : 5%

· Carbohidratos: 23%

· Lípidos: 0.3%

· Potasio: 400 mg.

· Fósforo: 140 mg.

· Sodio: 30 mg.

· Magnesio: 25 mg.

· Calcio:14 mg.

· Hierro: 1.5 mg.

· Yodo: 4.76 mg.

· Vitamina A: 0.06 mg.

· Vitamina B1: 0.2 mg.

· Vitamina B2: 0.06 mg.

· Vitamina B3: 0.04 mg.

· Vitamina B5: 0.6 mg.

· Vitamina B6: 1.2 mg.

· Vitamina C: 14 mg.

· Vitamina K: 1.44 mg.

Variedades de ajos

§ Ajo blanco: Es el ajo más tradicional y común, el que usamos tradicionalmente en la cocina. Los dientes de este tipo, son más carnosos y se conservan por más tiempo.

§ Ajo morado: Los ajos morados maduran antes que los blancos y suelen ser más grandes pero tienen el inconveniente de que se conservan por menos tiempo y pican más.

§ Los ajetes o ajos tiernos: son pequeños y con sabor y olor menos pronunciado. Los ajetes no son más que ajos poco madurados que se han cogido antes de que el bulbo crezca. Los anteriores tipos se suelen utilizar más en guisos y los ajetes son más propios para tortillas o revueltos.