La buscapina es un medicamento que pertenece al grupo de fármacos antiespasmódicos y cuyo principio activo es la butilescopolamina. Actúa desplegando su acción espasmolítica sobre la musculatura lisa del tracto gastrointestinal, siendo igualmente efectiva en los espasmos y disquinesias de las vías biliares y de los órganos urogenitales. En la presentación de buscapina compositum, además de su efecto espasmolítico, hay que sumarle el efecto analgésico que proporciona el metamizol, con lo que se obtienen buenos resultados en los cuadros dolorosos espásticos graves.

La buscapina se presenta en solución inyectable, grageas, supositorios, solución gotas y grageas.

Dosis de buscapina

La dosis de buscapina por vía intramuscular o intravenosa, en adultos y niños mayores de 12 años, será de 20 mg. 3 veces al día, hasta un máximo de 100 mg. al día.

La dosis por vía oral (grageas) en adultos y niños mayores de 12 años será de 1 a 2 grageas de 3 a 4 veces diarias.

La dosis de buscapina en gotas para adultos y niños mayores de 12 años será de 20 a 40 gotas unas 3 o 4 veces al día. En el caso de niños menores de 12 años la dosificación recomendada es de 10 a 20 gotas 4 veces al día para escolares que, en caso de necesidad podrá incrementarse hasta 40 gotas. Para niños de 4 a 6 años hasta 20 gotas 4 veces al día. De 1 a 3 años hasta 15 gotas 4 veces diarias. En lactantes hasta 10 gotas 4 veces al día. No se debe rebasar dosis superiores a 4 gotas por kg. de peso corporal.

Efectos secundarios y contraindicaciones de la buscapina

En general la buscapina es un medicamento que presenta escasos efectos secundarios. Entre los efectos adversos están las reacciones cutáneas, poco frecuentes, o hipersensibilidad, menos frecuente aún. Los trastornos cardiacos como taquicardia, trastornos gastrointestinales o trastornos de la piel y el tejido subcutáneo también son poco habituales. Raramente pueden darse casos de retención urinaria.

Las posibilidades de que puedan presentarse complicaciones anticolinérgicas, obliga a administrar la buscapina con precaución en aquellos pacientes con historial de glaucoma de ángulo estrecho, obstrucciones intestinales o urinarias, taquicardia o con hipertrofia prostática asociada a retención urinaria.

El contenido de sacarosa de la buscapina lo convierte en un medicamento contraindicado para las personas con intolerancia hereditaria a la fructosa, malabsorción de glucosa o galactosa o insuficiencia de sacarasa-isomaltasa. La buscapina también está contraindicada en pacientes con miastenia grave y megacolon.

Buscapina en el embarazo y la lactancia

Aunque se dispone de una amplia experiencia con la buscapina, no se puede descartar por completo algún tipo de efecto nocivo durante el embarazo, a pesar de que la experimentación animal no ha presentado efectos adversos para el feto. Se recomienda precaución, sobre todo durante el primer trimestre del embarazo.

Tal como sucede con todos los anticolinérgicos, la buscapina puede inhibir la secreción de leche. Por lo demás es poco probable que pueda excretarse en la leche materna debido a su escasa liposolubilidad.

Si el artículo te ha parecido interesante ayuda a su difusión con un clik en "me gusta".

Podéis seguir mis artículos en Twitter.