La blastoestimulina vaginal, en forma de óvulos, suele estar indicada en aquellos casos de infección vaginal, como candidiasis, leucorrea, cervicitis o tricomoniasis, entre otras. La blastoestimulina, en su presentación en pomada o crema, se utiliza por su acción cicatrizante y antibiótica.

El principio activo de la blastoestimulina, por lo que respecta a su presentación en polvo, es el extracto de centella asiática, componente común en todas las presentaciones. La pomada incluye además neomicina sulfato y el pulverizador tetracaína hidrocloruro. En cuanto a los óvulos, además de la centella asiática, contiene miconazol nitrato, metronidazol, neomicina sulfato y poliximina sulfato.

Blastoestimulina: presentación y precio

  • Blastoestimulina en aerosol o pulverizador en envase de 10 gr. al 2%: 8.74 €.
  • Blastoestimulina en pomada o crema 30 gr. 9.05 € - 60 gr. 13.64 € - 120 gr. 16.41 €.
  • Blastoestimulina óvulos 10 unidades: 4.18 €.
  • Blastoestimulina en polvo 5 gr.: 11.05 €.

Blastoestimulina pomada o crema: indicaciones, dosis y efectos

La blastoestimulina en pomada es un medicamento cicatrizante con acción antibiótica, lo que la hace indicada para las heridas infectadas o con riesgo de infección bacteriana. Más allá de su acción antibiótica, la blastoestimulina en pomada se emplea en la cicatrización de las heridas, úlceras, llagas y demás traumatismos de la piel. También se utiliza en las quemaduras y como coadyuvante para los injertos cutáneos y las heridas quirúrgicas.

La dosis habitual es de 1 a 3 aplicaciones diarias. Los efectos secundarios de la blastoestimulina en pomada son poco significativos. Puede presentarse irritación leve de la piel debido a que este medicamento contiene propilenglicol. Otra de las posibles reacciones adversas que se pueden dar es la dermatitis de contacto, en este caso ocasionada por la sensibilización a la neomicina.

Blastoestimulina óvulos: indicaciones, dosis y efectos

La blastoestimulina óvulos presenta una acción combinada; por una parte las propiedades protectoras, regeneradoras y cicatrizantes de la centella asiática, y por otra la eficacia del resto de componentes respecto a la prevención o tratamiento de infecciones de origen bacteriano.

La blastoestimulina óvulos está indicada para todo tipo de alteraciones vaginales, siendo especialmente efectiva en las lesiones de la pared vaginal. Es efectiva para la vaginitis, vulvitis, moniliasis, candidiasis, leucorreas y otras afecciones.

La dosis habitual que se debe emplear en el tratamiento es de 1 o 2 óvulos al inicio que deberá continuar, cuando mejoren los síntomas, con la aplicación de un óvulo diario, preferiblemente al acostarse, hasta que se resuelva la patología. Se recomienda que el tratamiento no sea inferior a 10 días.

Blastoestimulina en polvo: dosis, efectos e indicaciones

La blastoestimulina en polvo está indicada para la cicatrización de heridas, llagas, úlcera y otras alteraciones de la piel. Al igual que la pomada se emplea en las quemaduras y como coadyuvante para los injertos cutáneos y las heridas quirúrgicas, sobre todo cuando nos conviene un secado rápido del proceso que se está tratando.

La dosis habitual es de 1 a 3 aplicaciones al día. Se recomienda que, previamente, se proceda a la limpieza del área afectada y después se aplique una pequeña cantidad de polvo sobre la zona a tratar. Como contraindicaciones, salvo que la prescripción facultativa indique lo contrario, cabe señalar que este medicamento no deberá aplicarse en aquellos pacientes que tengan eczemas, quemaduras graves, úlceras graves o lesiones que afecten zonas extensas de la piel.

Blastoestimulina en aerosol: dosis, efectos e indicaciones

La blastoestimulina en aerosol, al igual que en el caso de la pomada y el polvo, está indicada para los mismos tipos de efracciones de la piel, así como las quemaduras y los injertos. La dosis que deberá administrarse será de 1 a 3 pulverizaciones al día sobre la zona afectada.

La blastoestimulina en el embarazo y la lactancia

Aunque no parecen haber demasiados problemas con la utilización de la blastoestimulina, lo cierto es que no existen estudios suficientes para garantizar su uso durante el embarazo. En cualquier caso no se recomienda utilizar la blastoestimulina en los primeros tres meses de embarazo. Otro tanto sucede en el caso de la lactancia, por lo que tampoco se recomienda su empleo. Como sucede con el resto de medicamentos, el mejor consejo es evaluar con el médico el factor beneficio/riesgo antes de tomar cualquier decisión.

Podéis seguir mis artículos en Twitter.