La bromhexina es el componente activo de bisolvon, y actúa como coadyuvante de los mecanismos naturales del organismo para combatir y eliminar la mucosidad del tracto respiratorio. Contribuye al efecto secretor a sacar la flema, haciéndola más ligera y menos pegajosa, facilitando la tos productiva y ayudando a superar las infecciones.

Bisolvon se presenta en comprimidos, en caja de 20 unidades (también de disolución rápida), en jarabe infantil y jarabe adulto de 60, 100, 120 y 200 ml. También se presenta en forma de gotas (50 ml) y como inyectable en cajas con 5 ampollas de 2 ml.

Dosis de bisolvon

La administración de bisolvon por vía oral (comprimidos) será de 8 mg. (1 comprimido) 3 veces al día. Esta dosis es válida para adultos y niños mayores de 10 años. Para niños entre los 6 y los 10 años la dosis se reducirá a la mitad; 4 mg. 3 veces diarias. Para niños entre 2 y 6 años también será de 4 mg. pero solo 2 veces al día.

El jarabe para adultos se administrará en dosis de 8 mg/5 ml 3 veces al día, válido para adultos y niños mayores de 12 años.

El jarabe pediátrico, para niños mayores de 12 años, se tomará en dosis de 10 ml. 3 veces al día.

En niños de 6 a 12 años, la dosis será de 5 ml. 3 veces al día. En niños de 2 a 6 años dosis de 2.5 ml. 3 veces diarias, mientras que a los niños con menos de 2 años, se les administrarán dosis de 1.25 ml. 3 veces al día.

Las ampollas de bisolvon para adultos se reservan para el tratamiento o la prevención de casos graves con complicaciones respiratorias. También se emplean en procesos preoperatorios y postoperatorios en los casos de enfermedades broncopulmonares crónicas y agudas asociadas a una secreción mucosa anormal y a trastornos del transporte mucoso. La dosis administrada, por vía intravenosa lenta, será de una ampolla cada 8 u 12 horas.

Bisolvon durante el embarazo y la lactancia

Los estudios efectuados hasta la fecha, así como la dilatada experiencia clínica que se posee con este medicamento, no han aportado evidencia relevante respecto a los efectos perjudiciales que el bisolvon puede tener sobre el feto durante el embarazo. Aún así, no está de más observar las medidas preventivas habituales, entre ellas evitar el uso de este medicamento durante el primer trimestre del embarazo. En cuanto a la lactancia se desaconseja su empleo. En cualquier caso consultar con el especialista.

Efectos secundarios y contraindicaciones del bisolvon

El bisolvon es un medicamento en general bien tolerado. En algunos casos se han observado leves efectos gastrointestinales, como vómito, diarrea o náuseas. Más raramente también se han reportado casos de reacciones alérgicas como la urticaria, así como anafilaxia, angioedema o broncoespasmo.

Bisolvon está contraindicado para aquellos pacientes de intolerancia a la fructosa de origen hereditario. Tampoco está indicado este medicamento en los casos de tos crónica, ya que puede ser un síntoma premonitorio de asma, sobre todo en el caso de los niños.

Si el artículo te ha parecido interesante ayuda a su difusión con un clik en "me gusta".

Podéis seguir mis artículos en Twitter.