Desde finales de 1979, el Departamento de Estado del Gobierno de los Estados Unidos elabora una lista con los países sospechosos de colaborar con grupos terroristas. En la actualidad, cuatro Estados son acusados de dar algún tipo de soporte a los terroristas. Lo que implica una serie de sanciones, de tipo económico, encaminadas a lograr el aislamiento internacional de los países implicados. Sin embargo, los criterios que determinan la pertenencia o no a este listado suelen ser atacados por su ambigüedad.

Listados de terroristas y el Eje del Mal

La política de listar organizaciones terroristas o países que las apoyan se lleva de forma rutinaria en los Estados Unidos. El Gobierno de Washington considera que esta práctica delimita la capacidad operativa de este tipo de grupos, atacando su base financiera. Actualmente, teniendo en cuenta la problemática global del terrorismo, la mayoría de expertos y organizaciones internacionales consideran fundamental socavar las bases financieras de los grupos terroristas para delimitar su capacidad de actuación.

George Bush, presidente de los EEUU, fue el primero en utilizar el término “Eje del Mal”, en un discurso sobre el Estado de la Nación el 29 de enero de 2002. Este Eje incluía tres países: Irak, Irán y Corea del Norte. El denominado Eje del Mal no hace referencia necesariamente a países que soporten actividades terroristas, aunque también es cierto que suele darse una coincidencia entre este Eje y los países que integran la lista de estados que apoyan el terrorismo internacional.

Terrorismo de Estado y terrorismo internacional

Otro concepto que conviene aclarar es el de terrorismo de Estado. En primer lugar, hay que tener en cuenta que los países acusados de apoyar actos terroristas no tienen porque desarrollar un terrorismo de Estado. Este se suele entender como las actividades que los poderes ejercen contra sus propios ciudadanos con métodos que están fuera de la ley.

Las acusaciones que se hacen a los países que ayudan a los terroristas suelen consistir en financiar o dar cobertura a actos de terrorismo internacional. Siguiendo las definiciones emanadas del Gobierno de los EEUU se entiende el terrorismo internacional como actos terroristas en los que se ven involucrados ciudadanos de dos o más países.

Criterios de EEUU para elaborar la lista y sanciones asociadas

El criterio básico seguido en esta lista es básico: cualquier país que apoye de cualquier manera a un grupo terrorista es merecedor de ser incluido. Sin embargo, en este aspecto es donde surgen más críticas. En muchos casos, los criterios seguidos demuestran una total ambigüedad. Por ejemplo, se reconoce el esfuerzo de Cuba en la lucha antiterrorista; sin embargo, no se considera suficiente y por lo tanto se mantiene en la lista. Por otra parte, muchos denuncian que los criterios, más que reales, son meramente políticos.

A pesar de no existir a nivel internacional un reconocimiento de la validez de esta lista, los diferentes Gobiernos muestran su preocupación ante la posibilidad de ser incluidas en la misma. Esta inclusión supondría importantes sanciones de tipo económico:

  • Prohibición de exportaciones de armas.
  • Control sobre la exportación de productos susceptibles de ser utilizados en atentados.
  • Negación de asistencia económica.
  • Restricciones financieras y de otros tipos.

Países acusados de apoyar el terrorismo

Desde 1979, son muchos los países acusados de apoyar el terrorismo. A veces, estas acusaciones se han mantenido en el último informe de 2009 publicado por el Departamento de Estado en agosto de 2010. En otros casos, los países ingresan en la lista o salen de ella de acuerdo a cuestiones subjetivas. Es el caso de Corea del Norte: según el último informe, el régimen coreano ya no es sospechoso de fomentar el terrorismo. Parece que la negociación de la cuestión nuclear ha tenido mucho peso en esta decisión.

Según el último informe, estos son los países incluidos en la lista:

  • Cuba: por acoger a miembros de ETA y las FARC colombianas. Sin embargo, parece que la cuestión política y la justificación del bloqueo a la isla son las verdaderas causas de fondo.
  • Irán: el país más activo en el apoyo al terrorismo encaminado sobre todo a la destrucción de Israel. Las acusaciones se agravan al poseer material nuclear.
  • Sudán: muchas veces ha sido acusado el país de dar cobertura a grupos terroristas islámicos y ser sede de campos de entrenamiento de Al Qaeda.
  • Siria: presente en la lista desde 1979, por dar apoyo logístico a grupos terroristas en lucha contra Israel.
Este listado no cuenta con el respaldo explícito de los organismos internacionales. Sin embargo, considerando el poder de Washington, prácticamente se ha constituido en un instrumento internacional. Parece lógico, por lo tanto, que determinados organismos internacionales deberían ser los encargados de elaborar estos listados desde criterios de neutralidad, con el fin de articular una lucha antiterrorista verdaderamente efectiva.