Los huesos son órganos duros que forman el esqueleto del cuerpo y cumplen varias funciones. Entre ellas están el sostén de las demás estructuras como músculos y piel, la protección de órganos vitales, la producción de células de la sangre a cargo de la médula ósea y la posibilidad de permitir movimientos mediante las palancas mecánicas.

De qué está hecho un hueso

La composición química de un hueso le permite ser rígido pero moldeable, pudiéndose deformar ante presiones o solicitudes de fuerza sostenidas en el tiempo y teniendo la capacidad de regenerarse en caso de fractura o fisura.

Además de colágeno, numerosos minerales son imprescindibles para un hueso sano, como el calcio, el fosfato y el magnesio. Existen además células encargadas de degradar parte de esa matriz, y células que fabrican nueva. Este proceso perfectamente equilibrado es normal y dura toda la vida.

¿Qué es la osteoporosis?

Se denomina osteopenia a la desmineralización o adelgazamiento del hueso por deficiente cantidad de minerales, sobre todo calcio. Cuando un hueso con osteopenia se fisura o se fractura, la patología pasa a llamarse osteoporosis. Por lo tanto si bien se conoce popularmente como osteoporosis a la desmineralización, si no se ha fracturado aún, sufre en realidad de osteopenia. Además, un hueso sin suficiente calcio no se ablanda o debilita, sino que se endurece de más, y al ser más rígido ya no es capaz de soportar presión sin romperse.

¿Por qué afecta más a mujeres la osteoporosis?

Si bien la osteoporosis no es patrimonio exclusivo del sexo femenino, solo 1 de cada 12 hombres se ve afectado por esta enfermedad, mientras 1 de cada 3 mujeres la padece. Esto se debe a que durante la menopausia disminuyen sensiblemente los estrógenos y esto altera la absorción de calcio en los huesos. Por eso las mujeres se ven afectadas después de los 50 años. Además, estructuralmente, las mujeres tienen en general huesos más pequeños que los hombres y sufren durante su vida fértil grandes variaciones hormonales.

Síntomas de la osteopenia y la osteoporosis

  • Lamentablemente la osteopenia no genera ningún síntoma de alarma.
  • La osteoporosis, en cambio, genera los mismos síntomas que cualquier fractura, y van a depender del hueso comprometido.
  • Las fracturas más frecuentes son cadera, muñeca y vertebras, sobre todo lumbares o cervicales.
  • El dolor, la hinchazón, la disminución de la altura del cuerpo son algunos ejemplos de síntomas que acompañan a la osteoporosis.
  • A diferencia de lo que se cree, no es la caída la que genera la fractura de cadera, sino que un movimiento descoordinado genera la fractura (quizás al esquivar un obstáculo), y acto seguido la paciente cae. Por eso después refieren que “se tropezaron”, cuando en realidad antes de caerse ya estaban fracturadas.

Cómo prevenir la desmineralización ósea

La osteopenia no es una enfermedad que aparezca de un día para el otro. Cuando a una mujer se le detecta, es probable que se haya estado generando desde muchos años atrás. Por lo tanto, tampoco se combate a corto plazo. Sin embargo, hay cosas que se pueden hacer.

  • La prevención comienza desde los 35 años.
  • Mantener alto el consumo de calcio (1.200 mg por día) mediante cualquier alimento que lo pueda aportar.
  • Incorporar también vitamina D ya que ayuda a metabolizar y absorber el calcio ingerido con la dieta. Para esto, tomar algunos minutos de sol cada día.
  • Ingerir ananá regularmente por su contenido de magnesio.
  • Hacer actividad física regularmente, evitando el sedentarismo. No solo caminar, sino incorporar algún trabajo de peso para los brazos fortificando de ese modo no soólo la columna o las caderas, sino también los huesos de la muñeca.
  • Realizarse una densitometría ósea después de la menopausia o cuando existan antecedentes y el médico lo crea necesario.
  • El 20 de octubre es el día mundial de la osteoporosis, informarse en los hospitales del barrio sobre las actividades preparadas para la comunidad (controles gratuitos, charlas informativas, etc.).
El tratamiento actual consta de fármacos y terapia hormonal, mientras se recomiendan evitar las actividades de impacto. Siempre es preferible prevenirla desde edades más tempranas evitando el progreso irreversible de la enfermedad.

Para consultas escribir un comentario incluyendo mail.