El origen de la Geometría se encuentra en el punto, el elemento más básico. A raíz del mismo se van creando una serie de entramados muy concretos bajo los que se esconden curiosas simbolizaciones, como la proporción áurea o Número de Oro.

¿Qué es la Geometría?

La Geometría –palabra que etimológicamente se refiere a la “medida de la tierra”-, es una ciencia abstracta y deductiva que se considera de creación griega. Sin embargo, sus orígenes se remontan a civilizaciones más antiguas como la mesopotámica, cuyos sabios probablemente la inventaron y la transmitieron a los egipcios.

En la cultura egipcia podemos encontrar la fuente del conocimiento en la que bebió Pitágoras. Por ejemplo, la construcción de las pirámides egipcias se basa en un triángulo equilátero, el cual, dividido equidistantemente, produce dos triángulos rectángulos.

En la correlación matemática del triángulo rectángulo queda inscrita la cifra matemática que dio origen a las proporciones armónicas de todas las cosas, animadas e inanimadas, que existen en la naturaleza, y que ha sido considerada como la base de la belleza.

Proporción mágica y matemática

Con regla y compás los geómetras fundamentaron su ciencia. Esto se puede comprobar en la construcción de los polígonos simples (triángulo, cuadrado y pentágono), que seccionados por el compás o la regla dan como resultado dos segmentos armónicos. Sus proporciones quedan representadas con una sorprendente y misteriosa cifra: 1.618..., también llamada "divina proporción".

Dicha medida se representa con el símbolo f, correspondiente a la letra griega phi en honor a Phidias (Fidias, 500-431 a.C.) por su participación en el Partenón, una de las construcciones más bellas de la antigüedad y prototipo de armonía y equilibrio en todos sus componentes. A Fidias también se atribuye la autoría de la decoración escultórica, así como de la gran estatua de Palas-Atenea en oro y marfil que estaba situada como pieza central del templo.

El Número de Oro o proporción áurea (f) aparece definida por primera vez en los Elementos de Euclides, en la descripción que éste hace de la construcción de un pentágono a partir de un triángulo isósceles.

Aunque no fue sino hasta el siglo XX cuando el número de oro (sección áurea o razón áurea) recibió su símbolo, FI (la sexta letra del abecedario griego, y la efe de nuestro alfabeto), su descubrimiento data de la época de la Grecia clásica (s. V a.C.), donde era perfectamente conocido y utilizado en los diseños arquitectónicos y escultóricos. Fue seguramente el estudio de las proporciones y de la medida geométrica de un segmento lo que llevó a su descubrimiento.

Phi

El Número de Oro, (FI), también conocido como la proporción áurea, es uno de los conceptos matemáticos que aparecen una y otra vez ligados a la naturaleza y el arte, compitiendo con PI en popularidad y aplicaciones. Fi aparece repetidamente en el estudio del crecimiento de las plantas, las piñas, la distribución de las hojas en un tallo, la formación de caracolas, y por supuesto en cualquier estudio armónico del arte.

La sección y el número áureo producen una impresión natural de armonía, un equilibrio en la desigualdad que resulta más satisfactorio a la mirada que el de cualquier otra combinación.