Al igual que todos los años, se acerca una de las fiestas preferidas de los niños: el Carnaval. Si quiere que la edición carnavalera de este año sea inolvidable para sus hijos, no dude en prepararle una fiesta sorpresa de carnaval en casa para él y sus amigos.

Las invitaciones, lo primero

Lo primero a tener en cuenta a la hora de preparar la fiesta son las invitaciones. Las puede comprar ya hechas en cualquier tienda de tarjetas pero su hijo disfrutará más si él es partícipe de la actividad y prepara, junto a usted, las invitaciones. Para ello necesitará cartulinas de diferentes colores; primero haga la base de la tarjeta (es decir la tarjeta en sí) y luego, con las demás cartulinas, dibuje pequeñas máscaras que irás pegando en la tarjeta.

Tras ello, haga una lista con los invitados que desea que vengan a la fiesta. Eso sí, tendrá que tener muy en cuenta las dimensiones de la casa, ya que no es idóneo meter a mucha gente si dispone de un salón no muy amplio ya que los invitados no estarían cómodos.

La decoración

El segundo aspecto a considerar para la fiesta es la decoración. Para decorar su casa para la fiesta de carnaval, compre guirnaldas realizadas con máscaras y también puede comprar antifaces de diferentes colores y pegarlos en la pared.

La mesa también es muy importante a la hora de la decoración. Para ello, compre un mantel infantil (si pudiese ser de temática de carnaval, mucho mejor); haga lo mismo con servilletas y vasos y verá una gran sonrisa en los pequeños invitados.

Los aperitivos

Y claro, qué sería una fiesta sin algo de comer. Para que los "peques" de la casa piquen, puede hacer sándwiches con diferentes rellenos; poner varios platos de patatas, galletitas saladas, etc. Además, para beber, les puedes dar un capricho por un día, como refresco de cola (pero sin cafeína), zumos, o incluso para que se crean más mayores de los que son puede sorprenderles con una botella de champán infantil para que brinden por la gran fiesta que les han preparado.

Tras este tentempié, puede preparar una tarta de galletas, que suele ser la estrella en toda fiesta infantil, para endulzar la fiesta un poco más. Si quiere, puede también poner una piñata con la que sorprenderás a los pequeños y los tendrá entretenidos durante un buen rato.

Música y juegos

Si quiere que la fiesta no decaiga tras el aperitivo, no dude en poner música de sus artistas favoritos y luego organizar algunos juegos como el "de la silla" o juegos de cartas que harán que la fiesta no haya hecho más que empezar.

El disfraz, lo más importante

Y cómo no, el elemento a tener más en cuenta en una fiesta de disfraces, paradójicamente, es el disfraz. Lo primero a considerar es si su hijo quiere una fiesta temática en la que todos tengan que llevar un disfraz acorde a un tema o, si por el contrario, prefiere que cada uno lleve el disfraz que más le guste. Elija la opción que elija, siempre deberá especificarlo en la invitación y tener en cuenta que puedan ser disfraces asequibles (y a poder ser caseros) que no desorbiten el presupuesto de los demás padres.

Ahora queda lo mejor, disfrutar de la fiesta. Pero luego, sin duda, vendrá lo peor, el recoger y limpiar todo lo que hayan ensuciado los pequeños invitados de la fiesta. Eso sí, cuando piense en la sonrisa de su hijo y sus amigos durante la fiesta, esto será pan comido.CF