Oraciones exhortativas

Indican exhortación, mandato o prohibición de una manera más o menos contundente. Este significado está dado por determinadas formas verbales. Por ejemplo, para la expresión de un mandato contundente, o la prohibición, se utiliza la 2da. persona del imperativo o el futuro del indicativo:

No comas tanto.

Salid de aquí.

Para la exhortación (que es un mandato atenuado que incluye un ruego), se emplean las formas del presente del subjuntivo:

Pensemos esto racionalmente.

No tengamos miedo a la acción.

Otra forma de suavizar el mandato y expresarlo con cierta cortesía consiste en utilizar el condicional de querer y desear, o el imperfecto de subjuntivo quisiera:

Desearía hablar con él.

Querría saber algo de mi amiga.

Quisiera verle un momento.

Oraciones desiderativas

Con este tipo de enunciados el hablante manifiesta el deseo de que ocurra o no un hecho determinado. Llevan el verbo en modo subjuntivo y, muchas veces, incluyen adverbios que intensifican el deseo. Si bien son oraciones simples, con frecuencia vienen introducidas por la conjunción que:

¡Ojalá gane la carrera!

Que no sea nada.

Que te mejores pronto.

Que tengas mucha suerte.

Oraciones dubitativas y de posibilidad

Esta clase de oraciones se caracteriza por presentar los hechos como posibles, probables o dudosos. La vacilación entre la posibilidad y la duda se expresa con determinados tiempos verbales y con algunos adverbios.

Para expresar la posibilidad referida al presente se utilizan las formas del futuro simple de indicativo, y para las referidas al pasado inmediato, las del futuro compuesto:

Irá hoy, ¿no?

Serán las siete cuando llegue.

Habrá terminado el trabajo ya.

A estas horas se habrá encontrado con sus padres.

Cuando se refiere a hechos pasados o futuros, se emplea el condicional simple:

Ariel llegaría ayer.

Dijo que el secretario lo recibiría mañana.

Si la probabilidad va referida a algo pasado y terminado, son el condicional compuesto o el pluscuamperfecto de subjuntivo los tiempos elegidos:

Su amigo se habría reído mucho, ¿no?

Ayer hubiéramos ido al cine con vosotros, pero hoy ya no es posible.

Oraciones dubitativas con adverbios de duda

Son los adverbios de duda los que mejor caracterizan a esta clase de oraciones:

Acaso logre que la comprendan.

Quizá regrese la semana próxima.

Tal vez ya conoce la respuesta.

Posiblemente vuelva esta noche.

Oraciones interrogativas geminadas

Cuando hay un segmento excesivamente largo antes del verbo, se puede producir una fragmentación entonativa de la secuencia en dos partes, una enunciativa y otra que encierra la modalidad interrogativa:

Esa profesora ¿es española o extranjera?

A ese niño que está solo ¿le pasa algo?

En el lenguaje cotidiano es frecuente realizar la oración como enunciativa y cerrarla con alguna muletilla interrogativa:

Todos sabían lo que ocurriría, ¿no?

Están decididos, ¿verdad?

Tú sí que la pasas bien, ¿eh?