La obesidad, el estrés y la dieta poco saludable preocupan más a los españoles que el consumo de alcohol y tabaco, según el III Estudio Internacional Bupa-Sanitas Health Pulse 2012.

El 29% de los encuestados dedican más de una hora semanal al ejercicio físico intenso. El 80% de los españoles ha intentado cambiar su estilo de vida en los últimos cinco años. Y 4 de cada 10 españoles desconoce la relación directa entre exceso de peso y la diabetes.

Obesidad y sedentarismo: principales problemas de salud

Los españoles consideran que la obesidad, el estrés, los bajos niveles de ejercicio físico y la dieta poco saludable suponen un mayor problema de salud que el consumo de alcohol y tabaco.

Esta es una de las conclusiones del III Estudio Bupa-Sanitas Health Pulse, que recoge las tendencias en el cuidado sanitario de más de 14.000 personas en 13 países.

Los resultados de este estudio contrastan con el incremento de la tasa de obesidad de los españoles en los últimos 10 años, situada por encima de la media internacional, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Una de cada seis personas adultas en España es obesa, y uno de cada tres niños entre 13 y 14 años padece sobrepeso.

Asimismo, la OCDE, que estima que habrá un 7% más de obesos españoles en 2020, prevé que en los próximos diez años aumente en un 10% el número de adultos que sufre obesidad.

Por ello, los españoles consideran que el consumo de alcohol y de tabaco son problemas para la salud menos preocupantes.

De hecho, sólo un 7% de los encuestados considera que el alcohol es un problema de salud, y el 13% cree que es el tabaco.

Mientras que el 24% de las personas que respondieron a esta encuesta asegura que la obesidad es el principal problema sanitario.

Según ha evidenciado un estudio del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), las personas sin estudios universitarios tiene más predisposición genética a ser obesos.

El estudio, ha sido publicado en la revista Nutrition, Metabolism & Cardiovascular Diseases y realizado en la Universidad de Valencia por un equipo de investigación dirigido por la doctora Dolores Corella.

Corella asegura, en declaraciones publicadas en la web innovaticias.com el pasado viernes, que “la predisposición genética a ser obeso se contrarresta por el nivel de estudios de grado superior”.

Y observa que este riesgo también se incrementa “por estilos de vida menos saludables”.

Por otro lado, el 23% considera que el mayor problema de salud es el estrés, el 15% la falta de ejercicio, y el 13% una dieta poco saludable.

El 40% no considera el sobrepeso factor de riesgo

No obstante, más de un tercio de los encuestados, el 40%, no reconoce el sobrepeso como un factor de riesgo clave para el desarrollo de la diabetes.

Además, el 65% afirma tener un buen estado de salud, especialmente personas con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años, que suponen el 79%.

Por el contrario, el 54% de las personas de entre 55 y 64 años señala estar en buenas condiciones saludables.

Los especialistas recomiendan, junto con el control especial de la diabetes, el ejercicio físico, tanto para el tratamiento, como para la prevención de la enfermedad.

Los hombres creen que gozan de más salud

Por otro lado, el 12%, correspondiente a los mayores de 65 años,considera que tiene mala salud.

El 68% de los hombres considera que lleva una vida sana, frente a un 61% de las mujeres que lo afirman.

Un tercio de españoles hace una hora diaria de ejercicio

En lo que respecta al ejercicio físico, el 15% de los encuestados considera que la inactividad física es uno de los mayores problemas que afecta a la salud de los ciudadanos.

Por su parte, un tercio de españoles -el 34%-, admite realizar al menos una hora al día de ejercicio ligero como pasear o tareas rutinarias.

Y un 77% de los participantes en este estudio Bupa-Sanitas Health Pulse asegura realizar estas tareas una hora a la semana.

España se sitúa en el quinto puesto cuando se trata de dedicar más de una hora a la semana a la práctica de ejercicio físico ligero, en comparación con los 13 países a los que se ha realizado la encuesta.

Frente a estos porcentajes, sólo el 29% de los encuestados afirma que durante la semana realiza más de una hora de ejercicio intenso (correr, ir al gimnasio, etcétera), una cifra muy similar a países como Estados Unidos (30%) o Australia (30%).

En comparación con los otros 13 países analizados, España ocupa el octavo lugar cuando se trata de dedicar más de una hora por semana a la realización de la actividad física intensa.

Todo ello, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja que los adultos de entre 18 y 64 años dediquen, al menos, dos horas y media a la semana a la realización de una actividad física intensa moderada.

Objetivo: mantener hábitos de vida saludables

Ocho de cada diez españoles afirma haber intentado hacer cambios en sus hábitos en los últimos cinco años con el objetivo de mejorar su salud.

Sin embargo, sólo la mitad (51%) de ellos afirma mantenerlos.

En una situación similar se encuentran países como México y Brasil, donde sólo el 48% de los mexicanos y el 47% de los brasileños han logrado mantener estos cambios en sus hábitos de vida.

Sin embargo, en China, el 92% de los encuestados afirma haber realizado cambios en el último lustro que benefician a su salud y más del 80% asegura haber logrado mantenerlos.

En concreto, este III Estudio Bupa-Sanitas Health Pulse ha analizado estos parámetros entre los ciudadanos de España, Nueva Zelanda, China, Australia, Gran Bretaña, Estados Unidos, Tailandia, India, Egipto, México, Hong Kong, Arabia Saudí y Brasil.

Los cuestionarios se respondieron entre el 21 de marzo y el 2 de mayo de 2012. En España fueron entrevistadas 1.048 personas mayores de 18 años y se establecieron cuotas para que la muestra fuera representativa a nivel nacional por sexo, edad y región.