Es sabido que la obesidad genera un mayor riesgo de padecer diabetes y enfermedades cardiovasculares en personas de edad adulta y adultos mayores.

Una investigación publicada el 29 de abril por el Diario Médico Británico afirma que ese riesgo se aumentaría significativamente en el caso de varones, si los individuos padecieron obesidad antes de los 20 años.

Casos estudiados desde 1955 en Dinamarca

Los autores del estudio, llevado a cabo en Dinamarca, investigaron a un grupo de 6.500 hombres daneses de 22 años de edad durante 33 años hasta la edad de 55 años. Todos ellos habían nacido en 1955 y estaban registrados en la Junta Militar, por el examen que mide su aptitud para el servicio militar.

Todos los potenciales reclutas en Dinamarca son sometidos a una batería de pruebas psicológicas y físicas, incluyendo el peso. La mayoría (83%, 5.407) estaban dentro del rango normal y 5% tenían un peso inferior (353). Uno de cada 10 (639) tenían sobrepeso y el 1,5% (97) eran obesos.

El peso normal se clasifica con el índice de masa corporal (IMC) de entre 18,5 y 25, la obesidad se clasifica con un índice IMC de 30 o más.

Diagnóstico de diabetes y enfermedad cardiovascular de los individuos obesos

Casi la mitad de los clasificados como obesos a la edad de 22 años fueron diagnosticados con diabetes, hipertensión, ataques al corazón, derrame cerebral, coágulos sanguíneos en las piernas o los pulmones o habían muerto antes de llegar a la edad de 55 años.

Este grupo resultó ocho veces más propenso a tener diabetes que sus pares de peso normal y cuatro veces con más probabilidades de desarrollar coágulos en la sangre potencialmente mortales (tromboembolismo venoso o trombosis venosa). También tenían más del doble de probabilidades de desarrollar presión arterial alta, padecer un ataque al corazón o que en su caso, fallecieron.

Aumento del índice de IMC proporcional al aumento de patologías

Los resultados demostraron que por cada unidad de aumento en el IMC se correspondía con un aumento del 5 % de ataques cardíacos, 10 % de presión arterial alta y coágulos de sangre y un 20 % de incremento en la tasa de diabetes.

En total los jóvenes obesos tenían tres veces más probabilidades de contraer cualquiera de estas enfermedades graves que sus pares de peso normal durante la edad adulta media, lo que les confirió un riesgo absoluto de casi el 50% en comparación con el 20% entre sus pares de peso normal.

Conclusiones de los autores del estudio sobre el riesgo de obesidad en la juventud

Con los resultados de la investigación a la vista los autores adviertieron que el continuo aumento de la obesidad puede contrarrestar el descenso de las muertes por enfermedades del corazón y que en consecuencia la morbimortalidad relacionada con la obesidad será, en las próximas décadas, una carga sin precedentes para los sistemas de salud en todo el mundo, lo que reafirma la importancia de aumentar los esfuerzos en las acciones de prevención de la obesidad infantil y juvenil.

Fuente: Propias, BMJ &Sciencedaily