A dos días del décimo aniversario del trágico atentado a la Torres Gemelas, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ha anunciado que existe una amenaza "creíble pero no corroborada" de un atentado terrorista de Al Qaeda en la ciudad. Bloomberg aseguró en la pasada madrugada (hora española) que "en esta instancia, es correcto que hay información específica, creíble, pero no confirmada. Hemos dado, y seguiremos dando, todos los pasos necesarios para mitigar cualquier amenaza que se presente. Continuamos pidiendo al pueblo estadounidense que permanezca vigilante conforme nos acercamos al fin de semana".

Bloomberg ha solicitado la colaboración ciudadana para que estén atentos a conductas sospechosas: “si ves algo sospechoso, llama al 311. Si ves algo peligroso, llama al 911. En los próximos días, hay que tener los ojos muy abiertos". Algo que no deja de elevar la psicosis a un ataque que están viviendo los neoyorquinos. Quizá por este motivo el alcalde añadió que "durante diez años no nos hemos dejado intimidar. Voy a coger el metro y sentirme igual de seguro... Sólo estaré más a alerta".

Obama pide que se refuerza la labor del FBI e Inteligencia

Una alerta tan importante ha desatado una ola de nerviosismo en la ‘Gran Manzana’ por lo que el presidente norteamericano, Barack Obama, ha pedido que se extremen las medidas del servicio de inteligencia que puedan estar al tanto de alguna maniobra terrorista. La policía neoyorquina ha señalado que sospechan de dos camiones que fueron robados el fin de semana, que podrían ser empleados como camiones-bomba para atacar algún edificio gubernamental o un centro comercial. Por ello las autoridades policiales recomiendan evitar las aglomeraciones, especialmente, durante las próximas horas.

El aniversario del 11-S y la muerte de Osama Bin Laden (y los documentos analizados en el Pentágono que se encontraron en su residencia pakistaní) son las circunstancias que hacen de Nueva York un escenario prioritario para un ataque terrorista. Bloomberg ha señalado que Obama "fue informado sobre esta específica información de amenaza esta mañana (del jueves) y fue tenido al tanto durante el resto del día".

“Amenaza continua” de un ataque en suelo americano

Asimismo el portavoz del Departamento de Seguridad, Matthew Chandler, indicó a través de un comunicado que "es cierto que hay información de una amenaza específica y creíble, pero no confirmada. Estamos tomándonos todas las amenazas muy seriamente y hemos adoptado y seguiremos adoptando todos los pasos necesarios (...). Continuamos pidiendo a los estadounidenses que permanezcan atentos durante todo el fin de semana".

Desde la Casa Blanca se ha decidido mantener el país en el estado de "vigilancia máxima" que el mismo gobierno estadounidense activó el pasado 2 de septiembre debido a una "alerta mundial de viaje" para los ciudadanos norteamericanos. Las autoridades no han dejado de insistir en la "continua amenaza que aún representan Al Qaeda y sus aliados".