Japón se levanta con una nueva explosión en la central de Fukushima I, en esta ocasión en el reactor número 2, después de que dos explosiones afectaran a los reactores 1 y 3 durante los últimos días siguiendo al seísmo y al maremoto del día 11 de marzo.

Tercera explosión en Fukushima en 4 días

El reactor número 2 en Fukushima tenía serios problemas desde ayer 14 de marzo debido a la imposibilidad de refrigerarlo. Poco antes de la explosión, el portavoz del Gobierno japonés informaba de serios problemas en este reactor, en el que se había encontrado un defecto en la estructura de la vasija de contención según ha informado la BBC.

Mientras tanto, el combustible de este reactor estuvo totalmente expuesto en algunos momentos durante el lunes, lo que hace pensar en una posible fusión parcial del núcleo en el reactor número 2.

Alarma nuclear en Japón por las explosiones en central nuclear

La explosión se ha podido escuchar hacia las 6:10 am, hora local, y parece haber afectado a la piscina de condensación del reactor, una de las partes esenciales del sistema de refrigeración, y a la vasija de contención. Tras la explosión se constató un brusco descenso en la presión interior del reactor.

Varios trabajadores fueron evacuados de la planta tras la explosión. Según portavoces de la compañía de Tokio Electric se ha encontrado un aumento de la radiación por encima de lo normal en los exteriores de la central de Fukushima después de la explosión del reactor 2. Los niveles medidos son de más de 8.000 microsierves por hora. Según un portavoz del Gobierno de Japón la radiación medida es unas 10.000 veces superior los valores normales.

Esto hace pensar en la posibilidad de que se haya producido una fuga radioactiva en la mañana del martes 15 de marzo, el que es el cuarto día después del fuerte seísmo que sufrió Japón y el cuarto día de alerta nuclear en el país.

La explosión en el reactor 2 de Fukushima ha dañado el edificio de contención

La inyección de agua de mar en el reactor 2 de la central nuclear Fukushima I ha continuado para tratar de enfriar el reactor y evitar un sobrecalentamiento. Sin embargo, aunque el Gobierno japonés llama a la calma, los daños en la vasija de contención hacen pensar en la posibilidad de una fuga radioactiva, ya que en situaciones de riesgo la piscina de condensación es esencial para enfriar el combustible nuclear.

El accidente nuclear de Japón va a más

Además, la agencia Kyodo informa de que niveles de radiación superiores a los normales se han encontrado entre Fukushima y Tokio, en la prefectura de Ibaraki, después de la explosión del reactor 3. La agencia japonesa también apunta a que la central nuclear, que está sufriendo una grave situación en sus reactores, puede estar teniendo una importante fuga radioactiva.

Mientras, portavoces de Tokio Electric citados por la agencia Kyodo han comentado que existe la posibilidad de una fusión del núcleo en Fukushima y que se cree que los reactores ya han sufrido una fusión parcial.

De esta forma, el accidente nuclear originado como consecuencia del terremoto de 9 grados ocurrido en Japón y el tsunami que le siguió se agrava por momentos.