Una muestra clara de este adiestramiento son los ejercicios "Nube Gris" de defensa antiaérea que los tres ejércitos realizan conjuntamente. Pues en ellos las FAS en su conjunto despliegan todo su potencial de ataque aéreo y defensa antiaérea para lograr la máxima capacitación en misiones de ataque aéreo y en defensa contra aviones de unos objetivos determinados.

Pulir la defensa antiaérea

Es un hecho que en los conflictos recientes la defensa antiaérea ha quedado en entredicho ante la eficacia y superioridad tecnológica de las fuerzas aéreas occidentales, solo hay que echar la vista atrás un poco para comprobar que en la crisis Libia, en las intervenciones en Iraq y Afganistán o algo más atrás en los conflictos de Bosnia y Kósovo para encontrar que la aviación occidental se encontró sin un verdadero enemigo que batir o visto de otra manera las defensas antiaéreas ya libias, irakíes, afganas o yugoslavas se vieron absolutamente impotentes frente a un enemigo inalcanzable e invulnerable, tanto es así que los escasos derribos que lograron se pueden calificar más en el campo de la anécdota que en el de capacidad táctica.

Pero que los arboles no nos impidan ver el bosque, es también un hecho contrastado que en esas naciones la defensa antiaérea era anticuada, de mala calidad y organizada según antiguos patrones soviéticos ya totalmente superados, por lo que cabe preguntarse que en un hipotético conflicto moderno y enfrentada a una defensa antiaérea moderna, tecnológica y bien organizada una fuerza aérea actual lo tendría mucho más duro y sufriría muchas más perdidas que las sufridas contra enemigos obsoletos como los mencionados. Y superando tópicos maniqueos y obsolescencias del pasado la defensa antiaérea española es moderna, tecnológica y capacitada.

Objetivos "Nube Gris"

“Nube gris” es un ejercicio anual de defensa aérea que implica la participación de unidades de los tres ejércitos al objeto de instruirse en toda clase de tácticas y procedimientos de defensa y ataque aéreo que incluye tanto el combate en el campo electromagnético, detección e interferencias electrónicas, como el enfrentamiento entre aeronaves contra unidades antiaéreas.

El contingente aéreo toma el papel de atacante contra un objetivo que una Unidad de Defensa Antiaérea, UDAA, trata de defender, es por ello un ejercicio de doble acción, cada “bando” se busca las mañas y los rudimentos para frustrar los objetivos del contrario para así demostrar en la practica si ataque y defensa aérea ha sido o no eficaces.

Tras una primera fase de ejercicios técnicos realizados en ordenadores y sistemas electrónicos una segunda fase se realiza en vivo con aviones atacando objetivos que la UDAA tiene que defender, esa fase práctica del ejercicio se desarrolla en el navarro campo de tiro de Las Bardenas Reales donde el Ejercito del Aire dispone de un complejo de tiro que simula diferentes objetivos a atacar desde el aíre ya sea un aeródromo con sus aviones, una linea de trincheras y blocaos, una columna de vehículos, un grupo de carros de combate desplegados, una mini ciudad con edificios a batir y otros a respetar, depósitos, así como multitud de blancos sobre los que practicar puntería desde las aeronaves. Esta variedad de blancos permite a su vez enriquecer el ejercicio pues los patrones y sistemas de ataque varían de un blanco a otro, no es lo mismo atacar una columna de blindados que a infantería a campo abierto y los módulos de armamento de los aviones varían según la clase de objetivo.

Ejercicio interejércitos

Los tres ejércitos participan en la operación con lo mejor de su equipo, así todos los escuadrones de combate del Ejército del Aire con sus cazas F-1, F-18, Typhoon asi como escuadrones de transporte, helicópteros y unidades antiaéreas.

El Ejército de Tierra involucra a todos sus regimientos de artillería antiaérea y a las unidades de defensa aérea integradas en las brigadas de combate así como helicópteros de las FAMET.

Y la Armada implica a sus cazas Harrier embarcados.

Con esta variedad de medios se crean múltiples supuestos de combate: bombardeo, ataque con misiles y armas guiadas, saltos de paracaidistas, ataque de comandos desde helicópteros, infiltraciones, guerra electrónica.

Defensa y ataque especializado

Y la defensa aérea tiene que defenderse de estas amenazas aplicando las técnicas inherentes a cada supuesto. No es lo mismo enfrentarse a un ataque de cazas que a un asalto paracaidista, o un asalto helitransportado que un bombardeo a gran altura.

Para ello se organizan distintas ventanas de ataque en que un objetivo del campo de tiro es atacado por un tipo de aviación concreta que se encontrará con una defensa especifica.

Como ejemplos: Cazas Typhoon simulando llevar misiles de gran alcance atacan una torre de control a gran altura por tanto la defensa se encomendara a sistemas de misiles como el NASSAMS capaz de enfrentarse a enemigos a gran altura.

O helicópteros de ataque atacan una columna de vehículos la defensa estará encomendada cañones antiaéreos o misiles portátiles Mistral.

Con ello prácticamente se ejercitan todas las variedades de ataque aéreo y defensa que se dan en los conflictos modernos y es en ese punto cuando unas maniobras como las “Nube Gris” cumplen el objetivo de lograr a base de adiestramiento y excelencia la capacitación de otorgar a España una defensa aérea moderna y eficaz pese a los recortes presupuestarios.