El nail art, o el arte de la decoración de las uñas, es una tendencia que se encuentra en auge. Cada vez es más común que las mujeres adornen, ellas mismas o acudiendo a centros de estética, sus uñas con diferentes motivos y estampados. Gracias a la gran cantidad de productos y accesorios para el nail art que ofrece el mercado, es posible llevar a cabo en casa una manicura que ofrece resultados similares a la profesional.

Uno de los estampados más recurridos, no solo en el nail art, son los estampados animales. La siguiente guía muestra cómo realizar este tipo de manicura en casa desde el momento en el que se ha aplicado la base, para mantener las uñas sanas protegiéndolas del agresivo esmalte con una capa de endurecedor.

El elemento más útil para llevar a cabo estos estampados en las uñas es un pincel de manicura muy fino, similar al que viene de serie con los eyeliners, ya que permitirá dibujar en las uñas con mayor precisión. Este paso también puede realizarse con un palillo de naranjo especial para la manicura, pero resultará más sencillo con el pincel fino.

Cómo pintarse las uñas a rayas: estampado de cebra y tigre

Para crear el estampado de tigre o cebra en las uñas es necesaria paciencia y recomendable tener un buen pulso. Estos estampados son bicolor: para el estampado de cebra se utilizarán un esmalte blanco y otro negro, para el de tigre uno negro y otro anaranjado. En primer lugar es necesario dibujar en un papel un patrón del estampado que se desea realizar en las uñas, que servirá como guía más adelante.

Primero se darán dos capas del color más claro (blanco para el estampado de cebra y anaranjado para el de tigre). Una vez esta capa esté seca, se procederá a dibujar a pulso, y con el pincel fino, las rayas de la cebra o el tigre en color negro, basándose en el patrón anteriormente dibujado en papel. Cuando el resultado sea el esperado, se aguardará a que el esmalte negro haya secado para aplicar brillo o top coat para maximizar la duración de la manicura.

Manicura con motas: cómo hacer un estampado de leopardo

Los estampados de leopardo tienen tres colores: el color base, el de las motas y el que perfila, sin llegar a cerrarse, dichas motas. Para conseguir que las uñas luzcan un estampado de leopardo son necesarios tres esmaltes al gusto. Puede optarse por el dorado, el marrón y el negro para un efecto realista, o por cualquier otra combinación. También puede darse una capa base nude y dibujar las motas sobre dicha base, consiguiendo un efecto más discreto.

En primer lugar, si se desea, se darán dos capas del color que será la base. Cuando haya secado, se procederá a pintar las motas, para ello puede utilizarse el pincel que viene de serie con el esmalte o el fino, ya que las motas del leopardo no son círculos perfectos, no hace falta que las motas que se dibujan en las uñas lo sean. Una vez estén secas, se procederá a dibujar el contorno de las motas, a pulso y con el pincel fino, que ha de rodear la mota sin llegar a cerrarse. Para finalizar, cuando haya secado, se aplicará brillo para proteger el nail art de las agresiones externas.

Nail art con estampado de vaca

Para conseguir una manicura con estampado de piel de vaca, se procederá a pintar la uña de color blanco. Una vez seca esta capa de esmalte se dibujarán a pulso las motas negras típicas del ganado vacuno con el pincel que viene de serie en el esmalte o con un pincel fino. Este tipo de estampado se combina con frecuencia con partes de la uña en color rosa pálido, ya que dicho color se encuentra en el morro de las vacas, por lo que termina de completar el nail art.

Manicura con estampado de jirafa

Si se busca conseguir que las uñas luzcan como la piel de la jirafa, serán necesarios dos colores. Si se busca un efecto realista, la mejor elección es un marrón oscuro para la base y un beis o amarillo intenso para las líneas de separación. En primer lugar se pintarán las uñas con dos tonos del color que tendrá el protagonismo, en este caso el marrón. Una vez seco, a pulso y con el pincel fino se procederá a dibujar las finas líneas que dan la ilusión de que el color marrón forma grandes manchas de aspecto semicuadrado. Para finalizar el proceso, se aplicará una capa de brillo.

Dado que este proceso lleva tiempo, lo más adecuado es contar con los productos y accesorios adecuados para facilitar al máximo la labor del decorado de las uñas. Además, es un proceso que necesita tiempo y paciencia, por lo que es conveniente realizarlo cuando sea posible y no con prisas, ya que entonces no se alcanzará el resultado esperado.