Así lo expone un interesante estudio llevado a cabo sobre los gemidos, voces o suspiros, que emiten las mujeres cuando mantienen relaciones sexuales, con el fin de demostrar si estas expresiones vocales son provocadas por el proceso orgásmico o los producen independientemente de las sensaciones que viven en ese momento íntimo, el estudio fue publicado por la Universidad Central Lancashire, de Inglaterra

Estudio del comportamiento sexual femenino

El estudio se realizó sobre 71 mujeres, determinando que los sonidos que emitían durante las relaciones, gemidos, gritos o suspiros, no provenían necesariamente del proceso hacia el orgasmo o por el clímax de las sensaciones.

Deduciéndose que muchas veces las mujeres utilizan esta acción para manipular el comportamiento de sus parejas en beneficio propio, según concluyeron los investigadores del estudio, de acuerdo con Daily Mail.

Ohn Grohol, médico, fundador de Psych Central, dijo que los sonidos emitidos por las mujeres durante las relaciones sexuales, tienen la intención de estimular a sus parejas para que alcancen su clímax y creen que es forma ideal de hacer el amor.

Lo que piensan las mujeres

Por estadística sólo el 25% de las mujeres experimentan orgasmos reales, lo cual deja a tres cuartas partes de la población femenina en una posición insatisfactoria ante el sexo.

En otros estudios las mujeres reconocen la picardía de utilizar los sonidos para hacer que su pareja pueda alcanzar el orgasmo más rápido, poniendo fin de inmediato a la relación sexual y por lo tanto dominando el tiempo a su gusto o necesidad.

Lo que piensan los hombres

En su mayoría los hombres piensan que estas reacciones exteriorizadas por su pareja, son el resultado del placer o disfrute del momento, aunque los estudios definan lo contrario.

Consejos saludables para vivir experiencias reales

Para compartir el sentimiento sexual en la pareja debe existir comunicación y confianza, ya que muchas mujeres son vergonzosas a la hora de expresar sus necesidades sexuales y prefieren solo complacer a su compañero, por lo tanto el hombre debe comprender esta situación y preocuparse por las necesidades de su compañera, para alcanzar juntos el clímax y potenciar la relación.

Crear la excitación

La estimulación previa es fundamental para llegar al mutuo clímax, y esta no solo hace referencia al juego sexual previo, sino también a planear durante el día el momento, hablando de ello telefónicamente, con mensajes, regalos con leyendas o distintas sutilezas, que hagan desear la llegada ese momento, que seguro, será muy especial.

En las parejas cuya relación se basa en el respeto y la comunicación, las relaciones sexuales siempre van a desarrollarse en la búsqueda de la satisfacción mutua, a través de la simple comprensión de saber que; "yo estoy bien, solo si tú estás bien".