A través de los siglos, la mujer debió esconder algunas de sus necesidades más importantes como son el sexo y la afectividad por imperio de la sociedad. En los países occidentales la mujer ha cambiado, salió del enclaustramiento hogareño decididamente y ha enfrentado a esa sociedad que la ignoró durante décadas. Quizás la contribución más importante a su nueva manera de vivir sea la independencia económica que adquirió y es precisamente este elemento el que la hace totalmente protagonista de su vida.

Atrás queda el mito de que solo los hombres pueden ser infieles debido a que ellos tienen mayor necesidad sexual o afectiva.

La infidelidad en la pareja

Para que exista infidelidad la relación de una pareja (matrimonio, noviazgo, concubinato, etc.) no estará pasando por su mejor momento, pese a que los dos no lo asuman. La infidelidad afectará el vínculo ya que uno de ellos tendrá una relación extra-conyugal o extra-pareja. Según manifiesta la Psic. Hilda Beatriz Salmerón experta en crisis de parejas: “La infidelidad es vivida como una de las peores traiciones que enfrenta la pareja y en general se piensa que el infiel es el culpable, sin embargo, la infidelidad es solo el resultado de las crisis de pareja”.

La infidelidad femenina

Evidentemente por algunas razones, unas más que otras, la monogamia no se encuentra arraigada en la mujer infiel. En general ellas dicen estar insatisfechas sexual y emocionalmente.

Los humanos no están hechos biológicamente para mantenerse monógamos", asegura la especialista en sexología Katherine Gould, quien ha dedicado años a estudiar el paralelismo entre seres humanos y animales en materia de infidelidad.

Las estadísticas no mienten y cada día son más las mujeres infieles. Según el Dr. Bob Lanier, el 22% de las mujeres admite haber tenido relaciones sexuales engañando a su pareja. Por otro lado la Dra. Shere Hite, conocida mundialmente por sus investigaciones e informes sobre sexualidad, sobre todo femenina, destaca las siguientes causas de la infidelidad femenina:

  • La baja autoestima es una de las primeras causas, las mujeres se sienten solas y aisladas de su pareja.
  • En segundo lugar la necesidad de sentirse apreciadas, creen que mantener relaciones fuera de la pareja es tener una persona que las aprecie de un modo especial.
  • En tercer lugar el 21% siente que tiene una sexualidad en poca cantidad o en poca calidad.
La empresa Sexole en su primer estudio sobre conductas y preferencias sexuales de usuarios en internet en España asegura que: “Las mujeres son mas infieles que los hombres (50% frente al 44%) y también más apasionadas; un 65% exterioriza mas las emociones en el momento del clímax frente a un 27%". Por otro lado, The Journal of Couple Relathionship Therapy asegura que las mujeres casadas han superado más del 55% en infidelidad y confiesan que el 81% coquetea con su compañero de trabajo.

Los costos sociales de una mujer infiel

La mujer infiel ha existido siempre desde tiempos remotos en Egipto, Grecia, Roma e inclusive en civilizaciones islámicas, pese a que allí se castigaba con la muerte. Aún hoy en países como Nigeria, Somalia, Indonesia e Irán se condena a las infieles con latigazos o lapidación. En Irán se ha condenado esta año a una mujer de 42 años (Ashtiani) a ser enterrada hasta el pecho y “golpeada hasta la muerte con piedras que no sean tan grandes como para matarla de forma instantánea ni tan pequeñas que no le causen daño” tal como establece el código penal de la República Islámica. Estos países justifican la muerte de una persona infiel invocando las interpretaciones estrictas de la sharia (Ley islámica), aunque el Corán no dice nada al respecto. Amnistía Internacional (AI) mantiene una campaña por internet a fin de juntar firmas para salvarla.

En occidente el adulterio o infidelidad de una mujer no tiene un costo tan alto como la muerte establecida en un código penal, pero sí en la sociedad misma. Según la Dra. Hite en el hombre occidental la variedad de reacciones ante la infidelidad de una mujer pueden ser infinitas. El 40% de los hombres suelen ser violentos y cerrados. En algunas sociedades machistas el hombre toma venganza frente a la infidelidad y comete femicidio.

Infidelidad y romanticismo

Si la relación matrimonial satisface plenamente a la mujer, ella no considerará la posibilidad de engañar a su pareja, pero si las cosas andan muy mal, entonces ella emprenderá la búsqueda. En general las oportunidades de engaño estarán siempre presentes en un café, en la universidad, en el trabajo, con sus compañeros, etc. La mujer siempre involucra su corazón en este tipo de relaciones a diferencia de los hombres. El problema es que generalmente ella son románticas y apasionada en sus relaciones.

La mujer infiel existe y cada día se habla más del tema sin temor.