A partir de los años 70, algunos Gobiernos comenzaron a desarrollar e implementar estrategias para contrarrestar la pobreza, entre las acciones establecidas se encontraba la estrategia MED "Mujer en el Desarrollo", como medida para incorporar a la mujer en el desarrollo de la sociedad y de esta manera también combatir el aumento de la pobreza. ¿Qué proponía el enfoque "Mujer en el Desarrollo"?

El plan "Mujer en el desarrollo"

Este enfoque proponía integrar a las mujeres en el marco del desarrollo económico social en general, con la principal idea de que es el desarrollo el que necesita de las mujeres y no sólo las mujeres de él.

Parte de la idea de que las mujeres han sufrido de la marginación al papel productivo en sociedad, principalmente en los resultados del mercado. Es decir, presenta políticas en las que se busca introducir a la mujer a la esfera pública de manera equitativa al hombre, y que logre paralelamente un estado de bienestar, lo que traerá consigo mayor desarrollo.

A partir de esto algunos grupos de mujeres pobres se comienzan a ver beneficiadas de algunos programas abastecedores de ayuda, con la finalidad de inducir a este bienestar, la antipobreza y a la equidad, sin embargo, con el objetivo de aliviar las necesidades que les trae la pobreza en función de sus papeles como madres y amas de casa.

La división sexual del trabajo en "Mujer en el desarrollo"

El programa también visualiza la manera de incorporar a la mujer en el desarrollo tomando en cuenta la era de modernización que permearía algunas políticas económicas y de tecnología.

Sin embargo, no tomaba en cuenta que la modernización se vinculaba con una solución clave, como era la educación y la capacitación.

Tampoco tomaba en consideración la división sexual del trabajo, el papel fundamental reproductivo que seguía teniendo la mujer y por ende, aunado a los programas para aliviar necesidades básicas, seguía manteniendo al margen del desarrollo a la mujer por verse atada a los hijos y al hogar, lo cual al mismo tiempo la imposibilitaría para verse beneficiada para acceder a mejor educación y capacitación.

Los programas de ayuda del enfoque "Mujer en el Desarrollo"

El enfoque "Mujer en el Desarrollo" propone la integración de las mujeres en el desarrollo tratando de atacar la marginación de las mujeres con el acceso a más oportunidades asociadas con programas de ayuda para soportar necesidades básicas dejando al margen la contemplación de la división sexual del trabajo, el empoderamiento del hombre en la dicotomía de las esferas y entonces la subordinación de esta hacia con él.

Ventajas y limitaciones del enfoque MED para el logro de la igualdad social y de género

Las principales ventajas vienen asociadas con resultados efectivos en el incremento del número de mujeres con mayor acceso a oportunidades educativas y/o laborales, aunque estas pertenezcan a un rubro de mujeres más favorecidas que otras, es decir, por lo regular clase medieras o de clase alta, mientras que las mujeres pobres se situaron en un nivel más pobre.

Las limitantes más obvias son la falta de empoderamiento de la mujer tanto en el hogar como en la esfera pública, lo que implica la subordinación al papel masculino, su papel inalienable como reproductora en su hogar y con los hijos, y acerca de la división sexual del trabajo no se tocó mucho el tema de la construcción social de los roles de género.

Más que limitación y al contrario de promover un empoderamiento, el impacto de los tipos de programas provistos para aliviar necesidades básicas exacerbaban la ya marcada diferencia por estas construcciones de género, perpetuando y reforzando a que la mujer no se separara de su papel reproductor.

Estas medidas más que para incorporar a la mujer en el desarrollo y empoderarla eran encaminadas únicamente al bienestar de la familia, de la reproducción social y económica establecida por la división sexual del trabajo.