Para definir la forma del rostro y así saber las debidas correcciones a practicar con el maquillaje y también con el acomodo del cabello es fundamental tener conocimientos sobre la cabeza humana y sus dimensiones. Hay que conocer la morfología del rostro y sus proporciones porque son el punto de partida para maquillar de manera profesional.

Las dimensiones de la cabeza humana

Para conocer un rostro debemos empezar por estudiar las dimensiones y proporciones de la cabeza. Y para determinar esas proporciones nos basaremos en un canon.

El canon es el modelo que nos ayudará a fijar las proporciones de un rostro a partir de una unidad de medida convencional, a la que llamaremos módulo. La frente es el módulo o medida base que nos permitirá obtener las proporciones del resto de la cara y situar los demás elementos de la misma.

Morfología del rostro: la cara se divide en 3

Para conocer las proporciones del rostro utilizaremos dos conceptos, la longitud y la anchura; la longitud establece lo largo del rostro y la anchura establece lo ancho del rostro. Y son tres los módulos en los que se divide la cara en sentido horizontal:

  • La zona superior; inicia desde el nacimiento del cabello hasta el comienzo del arco superciliar.
  • La zona media; va desde el nacimiento del arco superciliar y llega hasta la base de la nariz.
  • La zona inferior; es desde la parte inferior de la nariz hasta la punta del mentón.
Para que el rostro esté proporcionado estos módulos deben tener las mismas dimensiones y para identificarlo fácilmente antes de maquillar podemos hacerlo midiendo rápidamente con los dedos en sentido horizontal, como comúnmente medimos en algunos casos en los que no se necesita tanta precisión; por ejemplo, si la zona superior mide 4 dedos, entonces, la zona media y la zona inferior deben medir también esos 4 dedos para afirmar que el rostro está proporcionado.

Y también el módulo de la frente, aplicado a la longitud de la cabeza, la divide en dos a partes y otra en la parte media; es decir, esa medida divide la cara a la mitad en sentido vertical y también esa misma medida se coloca al centro de la cara cubriendo el espacio que se ubica desde un iris y hasta el otro.

Tomando como base estas líneas se puede decidir dónde aumento o dónde quito volumen con el maquillaje a un rostro para lograr la forma perfecta, que es el rostro ovalado debido a que es el tipo de rostro ideal, es el que se considera más bello porque tiene una forma armoniosa y simétrica, éste es el rostro que más se ajusta a los cánones clásicos de belleza.