Moratalaz ha sido el proyecto urbanístico más ambicioso realizado por la empresa constructora Urbis. Situado en el sureste de la Capital, este barrio o mejor dicho distrito madrileño, es considerado por muchos médicos como un sanatorio natural, no siendo pocas las personas que, por esta razón, han cambiado su residencia o lugar de trabajo. No es para menos, ya que en vista aérea, destaca su enorme extensión verde que alcanza casi la cuarta parte de su superficie total que es de 6,34 km2. Enorme cantidad de árboles, la mayoría corpulentos, se unen a las zonas verdes entre los bloques de viviendas y, estratégicamente situados, bonitos, espaciosos y agradables jardines.

Viviendas entre jardines y parques en Moratalaz

La unión de estas tres circunstancias permite disfrutar a las 105.000 personas que vivien en Moratalaz de un entorno cómodo y sano, especialmente en las épocas calurosas que la temperatura es inferior en dos o tres grados a la del centro de la Capital. Los Jardines de Dionisio Ridruejo conocidos como Parque del Lago debido a su extenso y bien situado estanque o Parque de La Esperanza en honor a la antigua urbanización allí iniciada. El Parque de Moratalaz también llamado Parque Z al estar ubicado en la primitiva denominación de Polígono es el más antiguo como se observa en el tamaño y grosor de sus árboles. El Parque Darwin que bordea la A-3 y, por si fuera poco, la última realización llamada Cuña Verde de O´Donnel que, cruzando gran parte del distrito, ennlaza con otros cercanos en una extensión verde que duplica a la del Retiro.

En Moratalaz, abundantes guarderías, colegios e institutos

Los chiquillos, desde pequeñitos, tienen sus guarderías bien distribuídas y equipadas, con un total de tres públicas y diecisiete privadas. En todas se garantiza el contacto con la naturaleza, ya sea en los recreos o en los ratos de esparcimiento, al disponer como queda dicho de tantas zonas verdes.Al cumplir unos años más, podrán asistir a cualquiera de los diez colegios públicos o siete privados que ahí están, en su barrio, al lado de casa y, como siempre, entre árboles.Para la última etapa de enseñanza, los padres podrán matricular a sus hijos en uno de los seis institutos de educación secundaria o bien, si lo prefieren, en la Escuela de Maestría Industrial, inaugurada hace años.

La Lonja, lugar de ocio en Moratalaz

En el centro del distrito se encuentra la Lonja, nombre genérico de tres zonas casi seguidas, llamadas Lonjas. Son espacios amplios, exclusivamente peatonales de comercios, abundando las cervecerías, restaurantes, cafeterías, pubs y todo tipo de establecimientos para el ocio y reuniones, donde cada cual puede elegir , según su edad o su estado de ánimo, pero siempre, de forma agradable y segura.

Metro y autobuses de Moratalaz

La Línea 9 del Metro madrileño nos permite entrar o salir de Moratalaz gracias a las cuatro estaciones existentes en el distrito, siendo una de ellas la de Pavones la adecuada para ir al Ambulatorio de la Seguridad Social, a la Junta Municipal del Distrito, al Polldeportivo de Moratalaz o bien acceder al Intercambiador de autobuses urbanos de la EMT para elegir cualquiera de las once Líneas que, por uno u otro sitio, recorriendo las calles de la extensa barriada nos llevarán a distintos puntos de la Capital. Si en la citada Línea 9, elegimos salir en la estación de La Estrella, podremos visitar el Centro de Mayores de Moratalaz con sus continuas actividades, seminarios y talleres, dotado de un excelente comedor y una buena biblioteca. Cerca de allí, está el Hipermercado Alcampo Moratalaz con las características y comodidades de este tipo de establecimientos que rivaliza, en noble competencia, con el Mercado Municipal y el resto de comercios afines, situados en toda la barriada.

Moratalaz y sus viviendas confortables

La construcción de pisos en Moratalaz siempre se ha caracterizado por su variedad, desde viviendas en planta baja, muchas de ellas con jardín privado, hasta torres de catorce o más alturas pasando por recientes urbanizaciones cerradas que disponen de piscina y zonas verdes comunitarias. Todas ellas, enmarcadas, eso sí, bajo el luminoso y alegre cielo del bonito barrio de Moratalaz.