El esquema formal del que se compone un trabajo monográfico consta de ciertos elementos que no pueden omitirse si se desea que el resultado final alcance un nivel académico adecuado, tanto en la escritura para la universidad como para la escuela en general.

Portada

En primer lugar una monografía debe constar de una portada conteniendo:

  • El nombre de la universidad, la facultad y el departamento (o la institución escolar que corresponda).
  • El título (y subtítulo, si lo hay).
  • El nombre del/la autor/a.
  • El lugar y la fecha en que se ha finalizado el trabajo.

Sumario

Si se trata de un trabajo extenso, conviene agregar después de la portada un sumario donde se anuncien los grandes apartados del trabajo, sin indicar los sub apartados (los cuales se señalan, en cambio, en el índice).

Introducción

Es la presentación del contenido del trabajo. En ella se exponen la motivación y objeto del tema elegido y la metodología utilizada.

Desarrollo

Se trata del desarrollo del contenido, organizado en partes y capítulos, que pueden subdividirse en apartados y sub apartados.

Conclusiones

Incluyen los resultados del estudio, así como los aspectos que puedan quedar pendientes.

Opcionales

Dedicatoria, prólogo o presentación, agradecimientos, lista de abreviaciones utilizadas.

Materiales de referencia

  • Índice general e índices específicos de temas, ilustraciones, cronológicos y demás.
  • Bibliografía.
  • Referencias.
  • Notas.

Índices

El índice general recoge los apartados en que se organiza el trabajo, seguidos del número de página correspondiente. A diferencia del sumario, no sólo contiene títulos de los capítulos, sino todos los apartados de los que consta el trabajo.

Los índices alfabéticos recogen temas, términos especializados o nombres propios que aparecen en el trabajo, ordenados alfabéticamente y señalando las páginas en donde aparecen. Su finalidad es la de facilitar la búsqueda de información en el texto.

Bibliografía

La bibliografía final es una parte fundamental en todo trabajo académico. Consiste en una lista que recoge las referencias bibliográficas de los textos que se citan en el trabajo o que se han consultado para su elaboración. Permiten remitir al lector a una fuente externa o a otro apartado del propio trabajo.

Existen diferentes estilos o convenciones sobre el modo en que deben presentarse las referencias; todos ellos son igualmente aceptables; lo fundamental es tener presente que cuando se opta por un estilo de cita o referencia bibliográfica, debe adoptarse el mismo criterio en todo el trabajo.

Referencias

Las referencias internas a otros puntos del propio trabajo (por ejemplo a una figura, una fórmula, una nota) se realizan poniendo entre paréntesis véase o su abreviatura v., con la información correspondiente. Pueden seguir diferentes modelos:

  • Cita dentro del texto, cuando se trata de un pasaje cuya lectura es fundamental para seguir el hilo de la disertación.
  • Cita en nota (al pie o al final del trabajo), cuando se trata de una información accesoria de la que el lector podría prescindir sin que ello afectara a la comprensión del trabajo.
Las citas textuales muy breves pueden insertarse dentro del texto del trabajo, pero si se trata de una cita extensa (a partir de unas 3 ó 4 líneas) debe ocupar un párrafo aparte y, por lo general, con un cuerpo de letra más pequeño, sangría e interlineado sencillo. También pueden indicarse en una nota a pie de página, si no es indispensable para la comprensión del trabajo.

La localización de las referencias admite varios modos:

  • El sistema cita-nota. Tras la cita, se inserta una llamada (un número en superíndice) que remite a una nota, ya sea al pie o al final del trabajo:
  • El "sistema autor-fecha" o "sistema Harvard" permite señalar el nombre del autor, la fecha de publicación y la página entre paréntesis detrás de la cita, sin necesidad de recurrir a la nota al pie. Este sistema, que se complementa con la bibliografía final, se emplea cada vez con mayor frecuencia ya que permite reducir el número de notas y facilita la identificación de las fuentes.
Además de estas cuestiones formales y tipográficas, al citar trabajos de otros autores conviene tener presentes reglas relacionadas con el rigor y la honestidad intelectual:

  • Las citas tienen que ser exactas, puntuales y verificables por todos.
  • Se considera plagio toda acción o práctica que consista en tomar y utilizar como propias las ideas o los textos de otro autor sin reconocerlo. Incluye prácticas como copiar directamente párrafos, frases, o partes significativas de una frase sin entrecomillar y sin anotar apropiadamente la fuente de la que proceden; parafrasear o resumir párrafos o fragmentos de texto sin reconocer la fuente del material; utilizar o desarrollar una idea tomada de alguna fuente impresa, electrónica o audiovisual sin hacer referencia al autor o la fuente.

Notas

Las notas son comentarios o citas que se sitúan fuera del texto principal, y que presentan datos complementarios o marginales. Por ello, se componen en un cuerpo inferior al resto del texto (por ejemplo Times New Roman, 8). Sirven para:

  • Indicar el origen de las citas (sistema cita-nota). Su utilización implica duplicar el índice documental, que siempre deberá ir al final de la investigación.
  • Ampliar las referencias documentales.
  • Añadir una citación de refuerzo.
  • Ampliar observaciones.
  • Ofrecer la cita en su idioma original o su traducción.
Algunas recomendaciones para su uso:

  • La "llamada" dentro del texto se señala mediante una cifra voladita o superíndice, sin paréntesis, y sin espacio entre el texto precedente y la llamada. Si hay signos de puntuación (punto, coma), la llamada va justo a continuación del signo.
  • Las llamadas se numeran correlativamente a lo largo de cada capítulo.
  • La nota se suele colocar al pie de la página donde aparece la llamada, ya que así se facilita la lectura.
Estas son algunas consideraciones útiles al momento de encarar la escritura de un texto académico, especialmente de un trabajo monográfico. Para más información puedes visitar los artículos complementarios "Monografía: concepto, características, objetivos" y "Monografía: organización, presentación, estilos".