La final del ATP 500 de Hamburgo la disputarán mañana dos jugadores que están viviendo un gran presente: Juan Mónaco y Tommy Haas, el primer en el mejor momento de su carrera y en constante ascenso, el segundo atravesando un extraño resurgir a sus 34 años. El encuentro comenzará a las 14:00 hora local (9:00 en Argentina).

Tras caer hace una semana en la final del ATP 250 de Stuttgart ante Tipsarevic, Mónaco vuelve a meterse en una final y mañana estará ante la gran oportunidad de meterse entre los mejores diez tenistas del mundo por primera vez en su carrera. Para ello deberá derrotar a Haas y esperar que John Isner no se consagre campeón en Atlanta. De todos modos, con haber alcanzado la final ya se aseguró trepar dos puestos en el escalafón y el lunes aparecerá al menos en el 12º lugar, confirmando que está atravesando una temporada magnífica.

El camino del argentino hacia la final no fue sencillo. En primera ronda sufrió ante Cedrik-Marcel Stebe y terminó ganando por 6-4, 3-6, 7-5, tras lo cual superó a Daniel Muñoz-De la Nava por 7-6 (4), 6-3. En cuartos de final le ganó al francés Jeremy Chardy por 6-3, 7-5 para encontrarse finalmente con Nicolás Almagro, a quien logró doblegar por 3-6, 6-3, 6-4 en un encuentro muy parejo y en el cual en el set definitivo estuvo siempre abajo en el marcador y parecía que se le escapaba.

Esta será la 15º final en la carrera de Mónaco y la cuarta en lo que va del año. El tandilense estará buscando su 6º trofeo, todos ellos en polvo de ladrillo. En lo que va del 2012 se consagró en Houston y en Viña del Mar, mientras que perdió la final de Stuttgart.

Enfrente estará Tommy Haas, jugador que en 2002 fue nº 2 del mundo pero que luego se vio afectado por diferentes lesiones que incluso lo marginaron por completo del circuito durante largos periodos. Durante 2012 ha logrado una inesperada recuperación que incluyó el título en Halle, derrotando en la final ni más ni menos que a Roger Federer. Al igual que en aquel certamen, Haas fue invitado por el torneo y nuevamente lo aprovechó muy bien, metiéndose en la final tras derrotar a jugadores con un ránking mucho más alto. En primera ronda venció a Martin Klizan por 6-2, 6-1 para luego eliminar al actual campeón Gilles Simon por 4-6, 6-3, 6-4. La víctima en cuartos de final fue Florian Mayer, a quien venció por 6-1, 6-4. Ya en semifinales se sacó de encima a Marin Cilic por 7-6 (7), 6-0, salvando tres sets points en el primer parcial y siendo luego muy superior. Con 34 años, Haas ocupa hoy el 49º lugar en el ránking, pero al no haber jugado en Hamburgo el año pasado trepará muchos puestos, le gane o no a Mónaco.

Esta será la 23º final en la carrera de Haas, que está buscando su 14º título, aunque apenas el 2º en polvo de ladrillo (ganó Houston en 2004).

Historial entre ambos

Este será el quinto enfrentamiento entre ambos jugadores, aunque el primero sobre tierra. Haas ganó el primer duelo, en Estocolmo 2007 por un doble 6-3, pero Mónaco se quedó con los otros tres choques: en el Masters Series de Madrid 2007 (6-4, 7-5), en el Masters 1000 de Cincinnati 2011 (6-7 (5), 6-4, 6-3) y en el US Open 2011 (6-7 (3), 6-3, 6-2, 6-3). Estos últimos dos partidos son recientes, pero pertenecen al momento en el cual el alemán recién estaba volviendo a la competencia (después de perder por completo su ránking) y se jugaron sobre una superficie totalmente diferente como el cemento.