Antes de que iniciara el torneo ya se habían vendido el 70% de las entradas para observar el balompié femenil. De 900.000 boletos disponibles, ya 620.000 estaban comprados. Entonces llegó el turno para las mujeres, que con su preciso donaire corren tras el balón. Ellas edifican sus propias experiencias, cargadas de aciertos y deslices sobre los céspedes germanos.

El partido de los errores: Australia vs. Guinea Ecuatorial

Los goles de Australia fueron posibles cuando la portera rival se equivocaba. En una ocasión les dejó el balón a modo y muy cerca de su arco para que sólo lo empujaran; en otra quitó las manos de un disparo fuerte; y en el último tanto saltó cuando el balón iba a ras de pasto.

Las anotaciones de Guinea Ecuatorial sucedieron cuando las defensas australianas le regalaban el balón a la delantera rival para que se encarrilara sola al arco y marcara en dos oportunidades.

El mayor traspié ocurrió al minuto quince del cotejo: Australia 1 - Guinea Ecuatorial 0. Las jugadoras oceánicas atacan y están a punto de anotar, pero el balón da en el poste. El esférico queda suspendido cerca de la portería y la defensora ecuatoguineana Bruna lo toma con las manos por unos segundos, luego lo suelta y hace como que nada pasa. Las australianas reclaman, piden que se marque penal, pero la árbitra no dice nada. La africana se da cuenta de su error, se acuerda que no puede tocar la pelota con otra parte que no sean los pies, y se ríe de su picardía.

Dos de los mejores goles de la Copa Mundial Femenina 2011

México perdía 1-0 ante Inglaterra y no se veía por dónde intentar igualar la contienda. Apenas lograban hilvanar unos cuantos pases. Mónica Ocampo, mexicana número 19, recibió el balón muy lejos del arco inglés. Dicen que su pierna hábil es la izquierda, pero la circunstancia exigía algo diferente. Así que desde una distancia considerable y sin pensarlo mucho, sacó un disparo formidable con su pié derecho, y terminó en gol. La zurdísima fue muy derechísima.

Es fútbol y de Brasil se espera magia. A veces, a las sudamericanas se les dificulta el transcurrir de los juegos. Guinea Ecuatorial defendía férreamente y las brasileñas batallaban para hallar la red. Pero un rebote llegó a los botines de Erika: se quitó a una contrincante con un sombrerito y sin dejar caer el esférico, de volea, remató con todas sus fuerzas. Una genialidad y golazo.

Frustraciones del Mundial femenil: Canadá y Colombia

Las canadienses calificaron para la cita mundialista ganando todos los duelos de su eliminatoria y siendo campeonas de su región -CONCACAF-. Había optimismo puro de las norteamericanas para hacer una buena actuación en Alemania 2011. Sin embargo, ya en el certamen, perdieron todos sus partidos. Hasta el momento, es la selección que más goles en contra ha recibido.

“Me disculpo de antemano, ni siquiera yo me esperaba el rendimiento en este mundial”. Así expresaba Yoreli Rincón el mal andar de Colombia. Las cafeteras se quedaron en blanco, no lograron conseguir una sola anotación. Únicamente obtuvieron un empate contra la RPD de Corea. Eso y nada más.

Suecia, una escuadra contundente

De sus tres cotejos, los tres los ganó. De paso, derrotó a los Estados Unidos -cuadro casi imbatible en la fase de grupos de los mundiales femeniles-. Las europeas creen y sienten que este plantel sueco es de los más potentes en la historia de su país. De momento, lo han reafirmado con creces.

Instantes del Mundial

En el último minuto, de su último partido, lograron empatar el marcador a 2 tantos. Nueva Zelanda ha participado tres veces en la Copa Femenina de Fútbol y siempre había perdido. Lograr un punto en este torneo significó una hazaña. Y lo festejaron como eso, como una gesta. Ya concluido el encuentro se reunieron en un segmento del campo y todas en formación ejecutaron la danza haka. Ese ritual del representativo neozelandés de rugby, ahora fue interpretado en el balompié de mujeres.

Juego limpio. En 24 partidos, solamente se ha mostrado una tarjeta roja. Hay selecciones como Japón que ni tan siquiera cartones amarillos tiene. México es la nación que menos infracciones cometió en sus 3 partidos. Hasta ahora, Colombia fue el equipo más golpeado del evento.

Steffi Jones, Presidenta del Comité Organizador de la Copa Mundial Femenina de Fútbol 2011, declaró que el certamen tendría maravillosos escenarios. También ha habido gratos momentos… Y todavía deben faltar más.