Tener una buena figura cumple parámetros sociales de belleza, tanto en mujeres como en hombres. Algo de vanidad, acompañada del peso social hace que todas las personas quieran alcanzar esa figura deseada.

Para unas personas es muy difícil lograr reducir el abdomen y más difícil aún moldear la cintura. Hay mujeres que por tener la cintura ancha recurren a cirugías estéticas, que son costosas, dolorosas, peligrosas y que muchas veces no dejan el resultado esperado.

Para reducir esas medidas en el abdomen no sólo basta con hacer ejercicios y abdominales, es una conjunción de varias prácticas y sacrificios, sobre todo en personas de mayor edad, que es más complicado que logren bajar esas medidas.

Es cuestión de un poco de voluntad y sacrificio, ya que lograr esto no es fácil y requiere dedicación por parte de la persona.

Olvidarse de comer en exceso

La idea es reducir el estómago y para aquello es necesario hacerlo por la parte interna. Hay que tomar un buen desayuno, sin pasarse de las calorías y almorzar de forma adecuada.

Si la persona ha estado acostumbrada a comer de más o entre comidas, tiene que olvidarse de aquello por completo. En caso de sentir hambre se pueden realizar trucos sencillos para vencerla.

Si se desea comer en la noche, no debe ser después de las ocho y la comida debe ser muy ligera. Un sánduche, un batido o cualquier otra cosa con poca aportación en calorías y carbohidratos sería mejor.

Hay que procurar comer poco arroz, pan, frituras, pastas y fideos y sustituir todo por alimentos más livianos como vegetales, frutas, verduras, tubérculos, pollo, res y pescado.

Evitar comer de gula, pues hay que comer sólo lo necesario para estar satisfecho y no llenarse demasiado porque esto ensancha al estómago.

Se puede considerar esto como una dieta no estricta, pues la idea es dejar de comer de más y evitar los alimentos que coadyuvan al aumento de la parte abdominal.

Hacer algo de ejercicio

Para ese abdomen flácido por un embarazo o cualquier otro motivo, una rutina diaria de abdominales es ideal.

No sólo hay que hacer los abdominales que consisten en subir y bajar; sino que hay que buscar ejercicios para abdomen alto, medio y bajo para y reducir y endurecer el estómago.

Un poco de movimiento para sudar y una faja o un plástico alrededor del dorso para que la grasa empiece a quemarse con el calor que produce.

Para reducir medidas en la cintura

A veces la contextura hace que algunas mujeres no tengan esa característica curva que define la cintura y la hace ver moldeada, pero no todo está perdido; pues con algo de trabajo se puede lograr una cintura fina y quebrada.

Los ejercicios para la cintura consisten en moverla de un lado a otro y si es con una máquina, mucho mejor. Con esto no sólo se moldea la cintura, sino que se gana agilidad, destreza y un poco más de flexibilidad.

También se puede ajustar un cinturón grueso de cuero, de tal forma que apriete un poco la cintura. Cabe destacar que el cinturón no debe ir tan apretado, solo un poco y el tiempo que debe llevarse puesto directamente sobre la piel, es aproximadamente tres horas, no más. Es importante no dormir con el cinturón puesto, ni pasarse de la cantidad de horas diarias, ni tampoco apretarlo demasiado porque podría traer problemas de salud.

Siempre hay recordar que no hay dietas milagrosas, ejercicios inmediatos, ni prácticas mágicas para lograr buenos resultados, porque todo se obtiene con esfuerzo y constancia y voluntad.

Hay que tener constancia, voluntad y paciencia, pues los resultados no serán vistos en una, dos o tres semanas, sino que serán el resultado de un trabajo constante y hasta cierta forma largo, pero 100% efectivo si se sigue como debe ser.