En la República Argentina, tras una larga lucha llevada adelante por las organizaciones LGBT, el 15 de julio de 2010 se aprobó la Ley de Matrimonio Igualitario que permite casarse a parejas del mismo sexo y adquirir los mismos derechos y obligaciones que las parejas formadas por personas heterosexuales convirtiéndose en el primer país de Latinoamérica en poner en vigencia una legislación de ese tipo.

Desde la fecha en que entró en vigencia la mencionada ley se casaron en el territorio argentino una cifra aproximada a 3.000 parejas del mismo sexo lo que hace un promedio de alrededor de 225 bodas por mes.

Primeros festejos

En los primeros días, luego del casamiento de la primera pareja compuesta por José María y Alex, se casaron en mayor proporción parejas que hacía muchos años que convivían y algunas de ellas ya habían realizado, en las ciudades que lo permitían, la unión civil.

En esos primeros tiempos, y como ya venían festejando aniversarios, era más importante llegar a casarse y luego del trámite los flamantes cónyuges compartían una comida con amigos y algunos parientes y nada más.

Luego las cosas fueron cambiando, las parejas de todas las edades comenzaron a planificar sus casamientos con meses de anticipación y a desear que ese día fuera inolvidable, y así se comenzó a pensar en festejar el acontecimiento de manera espectacular.

Para planificar una boda gay

Los futuros contrayentes comenzaron a consultar a los “weddings planners”, pero sólo encontraron diagramas de festejos de bodas tradicionales sin nada que tuviera el mínimo de creatividad que buscaban. Algunos organizaron sus propias fiestas pero es algo agotador si se piensa que además de hacer las muchas tareas que eso requiere se pretende estar lindo y descansado para disfrutar la celebración.

La joven y bella empresaria Laetitia Orsetti vio con claridad la situación y comenzó con la organización de sus “fabulous weddings” convirtiéndose en el referente de las fiestas de casamiento igualitario.

Como complemento de sus actividades Laetitia organizó el primer desfile de modas de ropa para bodas gay junto a su equipo formado por Mauricio Passerini, Gaston Fournier, Pablo Rava y Franco Castro.

En la noche del 17 de noviembre de 2010 en las instalaciones de Axel Hotel de Buenos Aires se realizó el primer desfile de moda de ropa para bodas gay bajo el titulo de FAB Desfile con una innovadora concepción visual en este tipo de eventos.

Un desfile de modas nada tradicional

La ropa fue diseñada por María Pryor, Verónica de la Canal, Carolina Aubele, Fabián Zitta, Daniel Casalnovo, Paco Sanz y Mauricio Passerini.

Luego de una canción interpretada por Cereza Rossatti dio comienzo el desfile cuando los novios y las novias descendieron majestuosamente desde las galerías laterales de Axel Hotel al solárium colmado de espectadores y rodearon la piscina luciendo los diseños para luego terminar su pasada atravesando el patio para llegar al patio cubierto donde los esperaban los fotógrafos.

En la ropa para las parejas femeninas se pudo apreciar el toque tradicional pero también el transgresor. Hubo parejas con vestidos similares largos en color tiza en telas de libre caída, otras parejas con vestidos de diferente color también largos y voluptuosos y otras con ropa transgresora y vanguardista de diferentes colores en telas rígidas, con tules y piedras incrustadas. Los accesorios fueron coronillas de flores y ramos de rosas pálidas que arrojaron a los espectadores.

En los hombres los diseños fueron más tradicionales, con cierta tendencia al smoking y al jaqué en sus cortes pero en telas más delicadas con brillos o con rayas y con colores transgresores en chalecos y corbatines viéndose a esos complementos en rojo, azul francia, manteca y amarillos suaves. Los accesorios fueron flores en gasa blanca colocadas en el pecho del lado del corazón. Se destacaron algunos diseños en los que la prenda principal era el chaleco con prescindencia total de la chaqueta y en este caso se pudo apreciar un chaleco en tela rústica.

También hubo ropas para novios heterosexuales que, al ser pasadas por modelos muy jóvenes y tener diseños simples, proyectaban una imagen de inocencia e ingenuidad que deleitó a los espectadores.

El desfile cerró con un cuadro de baile performático por el “Uoman Drag Ballet” y finalizó con la presentación de la organizadora, Laetitia Orsetti, rodeada por Jem Successfully, Elektra, Oxiura Mallman, Hollywood y Maverick, que son las Drag Queens más famosas de la Argentina. Posteriormente se les unió el staff de la organización y bailaron todos juntos al borde de la piscina dando comienzo a la fiesta de celebración con la música del DJ Corri Loi.

Los accesorios para una boda inolvidable

Los vestidos y conjuntos presentados tuvieron sus correspondientes accesorios y complementos, por lo que Silvina Neira diseñó los ramos de las novias, Sebastián Correa maquilló y peinó a los modelos, La Mejor Flor se ocupó de los arreglos florales, Sophie Jones de la lingerie (en algunos diseños se veía a través de transparencias), La Mersa se encargó de la ambientación que fue complementada por Gilberto Mendes que llegó desde Brasil con su arte inflable para intervenir el estanque del patio cubierto de Axel Hotel.

Los invitados y periodistas presentes fueron agasajados con el catering de Pablo Massey y las cupcakes de Muma´s.

Fab Desfile además de marcar tendencia fue la gran fiesta de celebración de la incorporación del matrimonio igualitario a la sociedad argentina.