La mochila es el artículo que acompaña a los niños y niñas a lo largo de su vida académica, esta sufre variaciones dependiendo de la edad y gustos del infante. Se usa en la escuela, pero también en el campismo, cursos de verano, actividades de niños y muchas más.

Origen de la mochila

Surgen en la prehistoria cuando los hombres nómadas, debían transportar sus pocos enseres de un lugar a otro. Utilizaban pieles y se colgaban el bulto en la espalda.

Las guerras son las que más han contribuído al desarrollo de la mochila, tanto en la forma, como en la capacidad y en los materiales.

Actualmente ha quedado atrás la tela de lona para dar paso a telas sintéticas, ligeras e impermeables. También la forma y la estructura se han modernizado, haciéndolas cada vez más ergonómicas, con mejores sistemas de suspensión y regulación.

Comprar mochilasExisten infinidad de lugares en internet para adquirir una mochila, a continuación se presentan sitios online de venta de estos productos.

Cómo hacer una mochila

En el portal online de Utilisima.Com puedes encontrar como realizar un paso a paso para elaborar una mochila, es algo sumamente sencillo solo se necesita un poco de tela, hilos, cierres o cremalleras y mucha imaginación.

Leer el artículo completo

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII