El minoxidil es un medicamento cuyo efecto vasodilatador lo hacía especialmente indicado para el tratamiento de la hipertensión arterial. Sobre todo en aquellos casos más graves donde había resistencia a otros fármacos. Fue por casualidad, no obstante, que descubrió que el minoxidil presentaba unos efectos secundarios que pronto despertaron el interés, y que consistían en un crecimiento capilar junto a la regresión de la calvicie. Estados Unidos fue la primera en producir un preparado a base de minoxidil para el tratamiento de la calvicie bajo el nombre comercial de Rogaine. Para los demás países el nombre fue Regaine. Todavía hoy no se sabe a ciencia cierta cuál es el mecanismo por el que el minoxidil estimula el crecimiento del cabello. Si se ha comprobado que el minoxidil es más eficaz en personas de menos de 40 años cuya pérdida del cabello es aún reciente.

Precio del minoxidil

Minoxidil es un medicamento comercializado en España por los Laboratorios Viñas. Los precios que se detallan a continuación son aplicables al territorio español y están actualizados al mes de abril de 2012:

  • Minoxidil Viñas solución 60 ml. al 5%.................11.90 euros.
  • Minoxidil Viñas solución 120 ml. al 5%...............19.05 euros.

Dosis y tratamiento con minoxidil

Minoxidil se emplea como solución tópica en el tratamiento de la alopecia masculina en una concentración al 5% y en el tratamiento de la alopecia femenina difusa en una concentración del 2%, ambas de origen androgénico. En ambos casos se logra un engrosamiento del cabello así como retardar la caída del mismo. El minoxidil suele aplicarse dos veces al día. Debe hacerse con el cuero cabelludo y el cabello secos y tratando de aplicarlo en otras zonas del cuerpo, sobre todo procurando que no entre en contacto con los ojos o la piel. En caso de que ocurra hay que lavar bien con agua fresca la zona afectada. El tratamiento no debe ser inferior a los 4 meses; normalmente se prolongará por más tiempo. Hay que tener en cuenta que es muy posible que no se observen apenas resultados hasta transcurrido 1 año de tratamiento. También hay que señalar los efectos beneficiosos del minoxidil desaparecerán cuando se deje de administrar el fármaco.

Los resultados son más satisfactorios en aquellos casos donde la pérdida del cabello solo es parcial en la zona a tratar. Por lo que respecta al tratamiento de la alopecia areata se consigue estimular el crecimiento del cabello aunque no es posible prevenir la caída del mismo ni ejercer influencia en el curso de esta enfermedad.

El minoxidil también se emplea en el tratamiento de la hipertensión severa donde otros medicamentos han resultado inefectivos. Por lo general suele utilizarse en combinación con propanolol y diuréticos con el objeto de lograr una acción más efectiva y ejercer un control sobre el medicamento.

Efectos secundarios y contraindicaciones del minoxidil

Aunque no es frecuente que se presenten efectos secundarios con el empleo del minoxidil en las dosis correctas, estos podrían presentarse ocasionalmente. Por lo general estas reacciones adversas desaparecen en poco tiempo. De no ser así o tornarse severas hay que informar al médico de inmediato. Entre las más comunes destacan la irritación o ardor en el cuero cabelludo, sequedad, picazón o descamación. Hay otros síntomas, aún menos frecuentes, que en caso de aparecer hay que comunicarlo al médico inmediatamente y dejar de tomar el medicamento. Entre ellos la hinchazón de la cara, las manos, los tobillos o el abdomen, dificultades para respirar, aumento de peso, dolor en el pecho, una frecuencia cardiaca más rápida de lo acostumbrado o mareos.

Debido a la posibilidad de que se pueda agravar con su uso, el minoxidil está contraindicado para aquellas personas con angina de pecho. Tampoco debe administrarse entre los pacientes que hayan sufrido infarto de miocardio o un accidente cerebrovascular. El minoxidil también está contraindicado para aquellas personas con insuficiencia renal, ya que este fármaco se elimina principalmente a través del riñón. En ningún caso debe utilizarse minoxidil en pacientes con feocromocitoma.

Minoxidil durante el embarazo y la lactancia

No existen estudios suficientes para determinar los efectos que el minoxidil pudiera tener en los periodos del embarazo y la lactancia. Por lo tanto, el empleo de este medicamento habrá que valorarlo junto al médico en función de los efectos positivos que puede aportar frente a los riesgos que supone su administración.

Si el artículo te ha parecido interesante ayuda a su difusión con un clik en "me gusta".

Podéis seguir mis artículos en Twitter.