El metronidazol viene utilizándose desde hace más de medio siglo. Aunque inicialmente se empleaba para el tratamiento de Trichomonas vaginalis, años más tarde se reconoció su eficacia para combatir ciertos gérmenes anaerobios y protozoarios, así como la bacteria Helicobacter pylori, responsable de buena parte de las úlceras y gastritis crónicas.

A día de hoy el metronidazol se emplea en diversas patologías, como abscesos cerebrales, endocarditis infecciosas e infecciones óseas, cutáneas, articulares y pleuropulmonares. También ha demostrado su efectividad profiláctica en infecciones quirúrgicas y otros tratamientos como en el caso de la periodontitis, la enfermedad de Crohn, amebiasis o la vaginosis bacteriana.

Indicaciones y posología del metronidazol

El metronidazol debe tomarse durante las comidas. Las dosis varían dependiendo de la patología que deba tratarse, por ejemplo:

  • En caso de uretritis (hombre) por tricomonas se tomarán 250 mg. 2 veces al día durante 10 días.
  • Uretritis y vaginitis (mujer) 250 mg. 2 veces al día más 500 mg. vaginal por la noche durante 10 o 20 días.
  • Lambliasis en niños de 2 a 5 años 250 mg. al día; de 5 a 10 años 375 mg. al día y de 10 a 15 años 500 mg. al día durante 5 días, repartidos en 2 tomas.
  • Amebiasis intestinal y hepática 1.5 o 2 g, al día en 3 o 4 tomas. Los niños 40 a 50 mg. por kg. al día en 3 o 4 tomas durante 5 a 7 días.
  • Infección por anaerobios 500 mg. cada 8 horas y, en los niños, 7.5 mg. por kg. cada 8 horas.
  • Infección por bacterias anaerobias 500 mg. cada 8 horas durante un máximo de 7 días. En los niños menores de 12 años 20 a 30 mg. por kg. al día.

Metronidazol y embarazo

El metronidazol es eficaz para prevenir embarazos pre-término relacionados con vaginosis bacterianas, así como otros factores de riesgo como la presencia de fibronectina fetal cervicovaginal. El metronidazol, no obstante, no debe emplearse en embarazos de alto riesgo, ya que su uso resulta contraproducente. En general no se recomienda tomar metronidazol durante el primer trimestre del embarazo, consultando al médico respecto a la posibilidad de tomarlo en etapas más avanzadas.

El metronidazol pasa a la leche materna, pudiendo afectar al lactante. Ante esta posibilidad conviene consultar con el especialista sobre la posibilidad de dejar de tomar el medicamento o bien dejar de amamantar al bebé.

Efectos secundarios o adversos del metronidazol

Aunque el metronidazol se le asocia, en algunos casos, con el desarrollo de cáncer en animales de laboratorio, lo cierto es que el riesgo, siempre según los expertos, es menor que el beneficio que se puede obtener con el uso del medicamento.

Mientras se esté tomando metronidazol, e incluso hasta 3 días después de finalizar el tratamiento, no debe ingerirse alcohol. También se recomienda no conducir ni utilizar maquinaria peligrosa o que requiere estar alerta.

El metronidazol debe utilizarse con especial precaución en aquellas personas con antecedentes de convulsiones o que padezcan trastornos neurológicos. El metronidazol puede exacerbar la sensibilidad de la piel a la luz solar, por lo que conviene tomar las oportunas precauciones.

En todo caso, el metronidazol es un medicamento bien tolerado, por lo que las reacciones adversas, generalmente, se deben a dosis muy elevadas o tratamientos excesivamente prolongados.

Precio del metronidazol

Los precios que se detallan a continuación son aplicables al territorio español y están actualizados al mes de abril de 2012:

  • Cajas de 30 comprimidos de 250 mg. Lab. Normon.................1.69 euros.
  • Gel de 30 g. de 0.75% Lab. Viñas...................................................5.37 euros.

Óvulos vaginales y metronidazol

La presentación del metronidazol viene en forma de comprimidos, ampollas, gel para uso tópico, inyecciones, comprimidos de uso odontológico y óvulos vaginales.

Los óvulos vaginales están indicados para el tratamiento de vaginitis provocadas por tricomonas, así como otros tipos de vaginitis. En el caso de la tricomoniasis se administra 1 óvulo de 500 mg. vía vaginal durante 10 días combinado con tratamiento por vía oral. Para otro tipo de vaginitis el periodo es de 7 días, combinándolo con tratamiento vía oral si fuera necesario.

Podéis seguir mis artículos en Twitter.