La Cuaresma es el período de preparación para la Semana Santa y la resurrección de Jesús, caracteriza a este período el ayuno o abstinencia, que se realiza como purificación y penitencia, por ello es tradición no comer carne el Viernes Santo y el Miércoles de Ceniza, aunque muchas personas suelen hacerlo durante cada viernes de la cuaresma e incluso algunos el Jueves Santo.

Por ello es importante encontrar alternativas para comer en esos días especiales, una alternativa muy elegida a la hora de reemplazar la carne en nuestras mesas son las empanadas de vigilia.

La masa de las empanadas

Podemos comprar los discos que ya vienen hechos y son muy prácticos, de lo contrario podemos hacerla nosotros mismos. La masa recomendada para este tipo de empanadas es la masa de hojaldre, pero también se puede utilizar la masa criolla y hacerlas fritas o al horno, por supuesto que al horno son más sanas, si las hacemos de hojaldre es recomendable hacerlas al horno porque el hojaldre ya tiene mucha manteca y además absorbe bastante el aceite.

Cómo hacer la masa para empanadas criolla

Es muy fácil, para doce empanadas necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 750 g. de harina.
  • Una taza de mantequilla o grasa derretida.
  • Una cucharadita de sal.
  • Agua tibia, cantidad necesaria.
Colocar la harina sobre la mesada o mesa formando una corona. En el centro colocar la mantequilla o grasa derretida tibia y la sal. Agregar poco a poco el agua, uniendo los ingredientes hasta integrarlos completamente.

Luego, trabajar la masa con las manos hasta que quede una masa lisa, dejarla reposar tapada con lienzo durante 20 minutos. Estirar la masa con un bolillo, cortar las tapas para empanadas y reservar.

Variedades de relleno para empanadas de vigilia

Estas empanaditas admiten infinidad de rellenos, lo que las hace una alternativa original y a la vez tradicional y no menos irresistible para el menú pascual.

Empanadas de pescado

Necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 1/2 Kg. de atún, caballa u otro tipo de pescado.
  • 1/2 kg. de cebolla.
  • 150 g. de aceitunas verdes.
  • Un pimiento morrón.
  • Sal y pimienta a gusto.
Si usamos atún en lata lo usamos tal cual, colando el aceite o agua que trae, sino lo cocinamos a nuestra preferencia, al horno, a la plancha o hervido (no frito).

Picamos y rehogamos la cebolla junto con el pimiento. Sazonamos y mezclamos todo y con este relleno vamos rellenando las empanadas y colocando una aceituna dentro.

Empanadas de choclo

  • Dos latas de choclo en grano.
  • Un litro de salsa blanca.
  • Dos cebollas rehogadas.
  • Sal y pimienta a gusto.
Se escurre el líquido que trae la lata, picamos y rehogamos la cebolla, preparamos una rica salsa blanca. Mezclamos todos los ingredientes y rellenamos las empanadas.

Empanadas de cebolla y queso

  • Un kg. de cebollas.
  • 300 g. de queso mozzarella u otro que se derrita bien.
  • Orégano, cantidad necesaria.
  • 150 g. de aceitunas negras (opcional).
  • Sal y pimienta a gusto.
Picamos y rehogamos las cebollas, cortamos en trozos pequeños el queso y mezclamos todo, agregamos orégano, sal y pimienta a gusto. Rellenamos las empanadas colocando una aceituna negra.

Empanadas de queso, tomate y albahaca

  • 300 g. de queso mozzarella u otro que se derrita bien.
  • 1/2 kg. de tomates frescos.
  • Albahaca fresca, cantidad necesaria.
  • Sal y pimienta a gusto.
Pelamos y cortamos los tomates en trozos pequeños, cortamos el queso en trozos pequeños, picamos la albahaca, sazonamos y mezclamos todo, luego rellenamos las empanadas.

Empanadas agridulces

  • 300 g. de queso mozzarella u otro que se derrita bien.
  • Tres manzanas.
  • Canela molida.
  • Azúcar, cantidad necesaria.
Cortamos el queso en trozos pequeños, pelamos y picamos las manzanas. Vamos rellenando las empanadas colocando en cada una trozos de manzana y queso, 1/2 cucharadita de azúcar y espolvoreamos con canela molida.

Una vez que tenemos las empanaditas armadas con el relleno elegido, las pincelamos con huevo y las ponemos en horno caliente hasta que estén doradas. Lo ideal es servir al menos dos o tres variedades de ellas. Las combinaciones que admiten son infinitas, solo debemos usar nuestra imaginación.

Si bien el ayuno se hace como penitencia y sacrificio, sin embargo comer estas empanaditas no es un gran sacrificio, así que ¡A disfrutarlas!