La menopausia señala el periodo en que finaliza el ciclo reproductivo de la mujer. El climaterio tiende a emplearse como un sinónimo de la menopausia, cuando de hecho se refiere al periodo de transición entre la fase reproductiva y el cese definitivo de la menstruación, que es cuando se inicia la menopausia propiamente dicha. Esta nueva situación provoca diversos cambios en la mujer a distintos niveles, tanto físicos como psicológicos.

Causas de la menopausia

La menopausia se debe a la pérdida progresiva de la función ovárica, con la consiguiente mengua en la producción de estrógenos y progesterona. Se trata de un cambio importante, ya que estas hormonas están involucradas en las funciones de distintos órganos, como el aparato genital, los huesos, la piel, el corazón o el aparato circulatorio, entre otros.

Esta disminución de estrógenos y progesterona se debe habitualmente a la menopausia natural y suele presentarse alrededor de los 50 años, aunque no siempre es así. Para ello se emplean términos como menopausia precoz cuando esta se presenta entre los 35 y los 40 años. Cuando tiene lugar después de los 55 años se denomina menopausia tardía.

La menopausia puede deberse a otras causas, como por ejemplo una intervención quirúrgica. En este caso será necesaria una terapia hormonal sustitutiva para paliar los efectos de un cese abrupto. Otra posible causa es la llamada menopausia química, que se debe a los efectos secundarios de la quimioterapia y la radioterapia.

Dieta para la menopausia

Siempre es recomendable llevar una dieta variada. En el caso de la menopausia todavía más, sobre todo con un buen aporte de frutas y verduras de todo tipo. Es aconsejable reducir el consumo de carne e incrementar el de pescado, y muy necesario aumentar el consumo de lácteos para minimizar los efectos de la progresiva disminución de la masa ósea.

Algunos productos a los que se les debe prestar atención, por ejemplo, son la salvia o la soja. El primero por sus cualidades diuréticas y sus efectos beneficiosos sobre el aparato circulatorio. Además, y no menos importante, ayuda a minimizar los característicos sofocos propios de la menopausia. La soja, por su parte, es altamente recomendable por su elevado contenido de fitoestrógenos; unos compuestos vegetales con un efecto parecido al de los estrógenos.

Síntomas de la menopausia

Los síntomas varían de una mujer a otra, siendo el más evidente, y en este caso común a todas, el cese de flujo menstrual. Se considera que la menopausia es definitiva cuando el flujo menstrual no se ha presentado en 12 meses consecutivos.

Otros síntomas comunes abarcan:

  • Sofocos (que afectan en mayor o menor grado a 3 de cada 4 mujeres).
  • Aumento de peso.
  • Sudores nocturnos.
  • Trastornos del sueño.
  • Infecciones urinarias (más frecuentes en la menopausia).
  • Cambios en la piel y el cabello.
  • Menor deseo sexual.
  • Trastorno psicológicos como depresión, tristeza o cambios en el estado de ánimo.
En menor medida pueden presentarse otros síntomas como la migraña, fatiga, dolor articular o dolor en los pechos.

Tratamiento de la menopausia

El tratamiento para cada caso debe estar consensuado con la paciente y observar, el especialista, cada caso de un modo individualizado. Para ello se requerirá un historial clínico completo, se observarán aspectos como los hábitos, el estilo de vida y la estabilidad de la persona y, atendiendo a la sintomatología y a la prevención de los riesgos propios de esta etapa, se procederá al tratamiento más conveniente. Uno de los más conocidos y que ha demostrado gran eficacia es el THS (terapia hormonal sustitutiva), sobre todo en lo concerniente a enfermedades como la cardiopatía isquémica y la osteoporosis. Igualmente útil se ha mostrado a la hora de minimizar síntomas propios de la menopausia a corto y medio plazo. El tratamiento se inicia tan pronto como aparezcan los primeros síntomas y se mantendrá, siempre bajo control médico, mientras los beneficios obtenidos sean claramente superiores a los posibles riesgos que entraña el TSH.

Si el artículo te ha parecido interesante ayuda a su difusión con un clik en "me gusta".

Podéis seguir mis artículos en Twitter.