Cuando los matrimonios llegan a cierta etapa, las cosas como la rutina, las responsabilidades y los hijos crean muchas tensiones, que impiden tener una vida marital acorde.

Lo primero que comienza a bajar es la sexualidad, puesto que siempre uno estará cansado, sin ánimo, estresado, con problemas, entre otros.

Cuando se habla de vida conyugal hay dos factores que son los más importantes, como la pasión y la comunicación. Dentro de la pasión está la intimidad y en la comunicación está el saber acerca de la otra persona, dialogar con ella y tenerse confianza.

Es verdad que con el paso del tiempo se hace complicado mantener los niveles de romanticismo, pero aquello no significa que se deba dejar perder todo lo que significa ser pareja.

Para mejorar la vida conyugal, hay que mejorar esos dos aspectos mencionados anteriormente solamente con pequeñas acciones que tendrán grandes resultados, así se recuperará la confianza y la pareja volverá a tener una relación valedera.

Gestos

Preguntarle a la pareja cómo le fue durante el día cuando llega a casa, recibirla con un beso y mucho cariño, hacer que los hijos vayan a recibir también con cariño y sentarse a escuchar lo que la pareja tenga que contar, harán que se sienta bien de llegar a casa, le levantará el ánimo y se sentirá feliz.

Si las cosas son al revés, el que llega debe ir hacia su pareja y saludarla con un beso, preguntar cómo ha pasado el día y sentarse a dialogar. Esto hará que la pareja recupere la comunicación y si llega a existir un problema, de seguro se buscará a la pareja para contarlo

Un beso de despedida y un cumplido marcan la diferencia y harán que la persona vaya contenta a su destino.

Una llamada a medio día, para preguntar cómo le va, qué hace y decirle que se la extraña harán que tenga muchas ganas de que termine el día para estar en casa con la pareja.

Salidas

El viernes o el sábado pueden ser los días para hacer algo diferente. El interesado en mejorar la vida conyugal debe dar la iniciativa en salir en la noche, ir a bailar, ir a cenar, ver una película o hacer cualquier otra cosa que sea del gusto de ambos, para tener un momento a solas libre de las preocupaciones del trabajo, las cuentas y los hijos.

Un paseo a la playa, unas vacaciones juntos elevarán la felicidad y harán recordar a la pareja el por qué son pareja.

Innovar

Respecto a la intimidad sería ideal que se dejen de lado los convencionalismos, los horarios y demás cosas que impiden una sexualidad espontánea.

Al hablar de innovación se puede experimentar nuevas posiciones, nuevas situaciones, juegos, buscar lugares nuevos y atreverse hacer cosas que no han hecho antes.

Jugar a los desconocidos, salir de la casa y buscar otro sitio o improvisar uno son las cosas que más despiertan la pasión en las parejas.

Buen trato

Hay que procurar en lo posible no gritar, ni poner malas caras o discutir, pues de esta manera habrá un ambiente de paz en el hogar y ambos sentirán ganas de pasar más tiempo en él, tiempo suficiente para recuperar aquellas cosas perdidas por la rutina y el paso del tiempo.