Los experimentos y prácticas en laboratorios forman parte del programa de estudios, pudiendo ser también ser examinables en una asignatura de ciencias.

Es por eso que para llevar a cabo experimentos también se requiere la puesta en práctica de unas medidas de seguridad básicas. Muchos profesores inexpertos en este campo suelen encontrarse con dificultades inesperadas que si no se saben resolver a tiempo pueden conllevar futuros problemas, accidentes y un deterioro en su carrera profesional.

Finalidad de los experimentos

Los experimentos en ciencias suelen llevarse a cabo en el marco de una teoría científica: probar la resistencia de un material bajo diferentes presiones, observar un cultivo de microorganismos, separar componentes mediante métodos de evaporación, condensación etc.

Generalmente se parte de una hipótesis que los alumnos deben validar o falsear a través de sus observaciones. En todo experimento se manejan dos tipos de llamadas variables: variables independientes que los alumnos o experimentadores manipulan (aumento de la concentración de una substancia, temperatura, etc) y las variables dependientes que son los cambios producidos una vez se han manipulado las variables independientes.

La metodología utilizada, anotación de errores, formas de mejorar los experimentos o valoraciones finales también forman parte de las prácticas y permiten reflexionar sobre su finalidad.

Disciplina en el laboratorio

Muchos accidente suceden por falta de atención o disciplina y especialmente con menores de edad. Por lo tanto es muy importante que la observación de la disciplina sea una constante. Nunca "bajar la guardia" durante una práctica. Es importante que el profesor o persona en el cargo imponga las normas que se deben seguir desde el primer momento con la amenaza de interrumpir la práctica a la minima falta de conducta. En el caso de que se quebrante el acuerdo entre profesor y alumnos, el experimento debe concluir o detenerse hasta que la responsabilidad necesaria por parte de los alumnos se restablezca de nuevo.En grupos de alumnos mayores de edad, estos problemas se minimizan.

Peligro en el uso de instrumentos e indumentaria apropiada

Los peligros más comunes en la manipulación de instrumentos de laboratorio suele derivarse de la rotura de un frasco, probeta (atención a todo recipiente con productos químicos), explosiones o recalentamientos en contenedores de cristal. Hay que tener especial cuidado con los instrumentos punzantes o el bisturí cuando se hacen disecciones de animales u órganos.

Cuando se calienta un producto químico en una probeta se debe manipular el recipiente con unas tenazas especiales, guantes y nunca inclinar el recipiente hacia ninguno de los presentes (mantenerlo siempre en posición vertical).

Es aconsejable siempre el uso de gafas protectoras cuando se observen reacciones químicas o se calienten productos. También es aconsejable el uso de batas para evitar manchas no eliminables en la ropa. El pelo debe estar recogido en una coleta. El calzado debe ser cerrado y nunca permitir el uso de sandalias o zapatos que muestren los dedos de los pies.

Posibles peligros con fuego, electricidad o derrame de líquidos

Como medida preventiva, el profesor debe cerciorarse de que exista un botiquín de primeros auxilios cerca y mantas apagafuegos localizables. Nunca colocar un mechero cerca de materiales combustibles y asegurarse, en caso de alumnos menores de edad, que estos materiales no están al alcance de ellos.

Otra medida de seguridad es que no haya humedad alrededor de ningun enchufe y que cualquier líguido quede fuera del alcance de materiales eléctricos.

Igualmente, en el caso de productos químicos que se derramen en el suelo, los alumnos no deben intentar limpiarlos sino avisar al profesor o persona encargada. Los productos químicos de desecho igualmente deben tirarse en recipientes específicos a indicación del profesor.

Almacenamiento de productos y espacios libres

El almacenamiento de materiales y productos para su uso en laboratorios suele recaer bajo la responsabilidad de un técnico de laboratorio o del mismo profesor de ciencias. Es importante mantener dicho almacén o cuarto única y exclusivamente bajo el cuidado de la o las personas responsables. La llave de acceso a dicho cuarto debe mantenerse en un lugar vigilado y bajo otra llave. El recuento de materiales o productos se realiza bajo la inspección de la persona responsable. Ningún material de laboratorio debe sacarse fuera de ese entorno.

Otra medida de seguridad consiste en mantener los pasillos, espacios entre mesas.asi como entradas y salidas del laboratorio libres de obstáculos. Indicar a los alumnos que coloquen sus bolsas o carteras bajo las mesas y nunca obstaculizando un espacio entre mesa y mesa.

Medidas de higiene y conclusión

Finalmente es necesario que los niños se laven con agua y jabón después de un experimento en el que hayan utilizado productos químicos u otro tipo de materiales.Al final del experimento cerciorarse de que todos los instrumentos se han recogido y no están al alcance de los alumnos y que llamas, llaves de gas o maquinaría empleadas estén apagadas o desenchufadas.

Un buen experimento no sólo puede recrear un tema árido de ciencias sino que también puede ser una buena oportunidad para entrenar habilidades necesarias en un laboratorio: una buena organización o dotes de observación y análisis, altamente importantes y necesarias para futuros científicos.