Si bien ahora es más famosa por la constante publicidad que le hace la actriz argentina Moria Casán, la terapia ortomolecular fue creada por el doctor Linus Pauling, premio nobel de química, en 1968. Él fue quien introdujo el concepto de psiquiatría ortomolecular al estudiar la deficiencia de enzimas presente en varias enfermedades neurológicas.

Concepto clave de la terapia ortomolecular

Se basa en la premisa de sanar enfermedades administrando al paciente sustancias orgánicas que normalmente tiene dentro del cuerpo. A contraposición de la farmacología actual, a la que él denomina “medicina toximolecular” no se utilizan medicamentos sintéticos sino vitaminas, minerales y enzimas.

En palabras del doctor Pauling: “He acuñado el término de medicina ortomolecular para referirme a la conservación de la buena salud y el tratamiento de las enfermedades variando las concentraciones de las sustancias normalmente presentes en el cuerpo humano y que son necesarias para la buena salud”. El prefijo orto significa justo, correcto. Así, ortomolecular se traduce como las moléculas justas y necesarias, en el momento preciso y con la dosis exacta. Como todo tratamiento, se comienza antes con un exhaustivo análisis del paciente, donde se miden los valores actuales de electrolitos y sustancias en sangre y se determinan carencias y excesos. A partir de allí, se comienza con la administración de las sustancias necesarias.

Rejuvenecimiento con la vacuna anti edad

Aquellas empresas de salud que hoy día se dedican a la administración de la terapia ortomolecular declaran que al mejorar la calidad de nutrición de cada célula, el envejecimiento no sólo se detiene sino que la persona llega a rejuvenecer, aparentando algunos años menos. Una de las opciones que ofrecen es una “vacuna anti edad” que prolonga en el tiempo los beneficios del método. Ellos se basan en la premisa de que el envejecimiento es resultante de la acumulación dentro de las células de metales pesados, que contrarrestan administrando un aminoácido llamado EDTA. Cualquier sustancia que sea contraria a los metales es un quelante, por eso el proceso se denomina quelación. Es decir, la quelación es una parte de la medicina ortomolecular por la cual se administra un aminoácido específico que ayuda a que el cuerpo elimine los metales acumulados.

Quelación contra el cáncer

Otra de las ventajas de la terapia por quelación es la posibilidad de curar el cáncer. Ellos declaran que, según estudios científicos, la administración de EDTA reduce la mortalidad de cáncer en un 90%. Además, dicen que la terapia ortomolecular regulariza el peso, disminuye la presión arterial y el colesterol malo, mejora el sueño, la memoria, el rendimiento físico y sexual.

Medicina tradicional vs. Medicina ortomolecular

Las opiniones dentro de la comunidad científica son divididas. Muchos médicos tradicionales declaran que la “terapia por megavitaminas” (método común dentro de la medicina ortomolecular que se basa en administrar grandes cantidades de vitaminas a los pacientes) trae efectos secundarios y complicaciones, cuadro conocido como hipervitaminosis. Además, la medicina ortomolecular no establece la relación existente entre enfermedad y la presencia de parásitos, virus o bacterias. También, es normal entender la preocupación de las farmacéuticas ya que, de comprobarse su eficacia absoluta, muchos remedios se dejarían de usar y, en consecuencia, de vender.

Informarse, leer, comparar. Hasta tal vez probar esta nueva terapia para un rejuvenecimiento exprés. Aún falta un largo camino para determinar si realmente cura o no enfermedades graves como el cáncer o el Alzheimer. Será cuestión de esperar por más estudios concluyentes, sin perder las esperanzas.