Cuando las personas visitan el estado Falcón, (el estado más septentrional de Venezuela), pueden encontrarse en la carretera un aviso que advierta que hay chivos o cabras en la vía, ante lo cual, deberán bajar la velocidad para evitar el choque con alguno de estos animales. Pero lo que asombra a muchos visitantes son los carteles que advierten “¡Cuidado, médanos en la vía!”.

Médanos que cruzan la calle

La Península de Paraguaná es parecida a una cabeza de perfil que mira hacia el occidente. En el “cuello” de la península de Paraguaná se puede ver de manera constante como los “médanos” cruzan la carretera que, gracias a la acción constante del viento, se apoderan de la vía.

Parque Nacional Médanos de Coro

Los Médanos de Coro es un desierto o acumulación de montañas de arena, que se desplazan de manera permanente desde el este hacia el oeste. Los montículos de arena o médanos que se forman, pueden alcanzar los 30 metros de altura, resultando casi inevitable para sus visitantes, caer en la tentación de dejarse tumbar en sus arenas o de dar vueltas hasta llegar a la base de la montaña.

Tal como los desiertos que logran verse en las películas de aventura, la vegetación que se forma en los médanos es escasa, debido al viento y a la aridez de la zona.

Los Médanos de Coro pueden recorrerse a pie, en el cual podrás fijarte cómo las huellas de tus pasos el viento las borra de manera inmediata, o también puedes tomar alguno de los super boogie que te ofrezca algún poblador local, para que hagas un recorrido de película.

Médanos que se bañan en el mar

La Península de Paraguaná, en el estado Falcón, está rodeada de aguas venezolanas en el mar Caribe. Pareciera ser que el azul de sus aguas y su siempre agradable, es una invitación constante a todos para bañarse en él. Esta invitación también es bien recibida por los médanos, los cuales pueden encontrarse hasta 5 kilómetros mar adentro. Esta resulta ser una experiencia única para quienes juegan como niños dando vueltas en las arenas del desierto para desembocar en las aguas del Mar Caribe.

¿Cómo llegar a este desierto?

Los Médanos de Coro están ubicados a unas 6 horas de Caracas, la capital de Venezuela si el trayecto es por carretera. También hay vuelos diarios Caracas-Coro-Caracas de 55 minutos aproximadamente, con diferentes horarios para hacer el recorrido en un mismo día. En Coro -capital del estado Falcón- puedes disfrutar de la arquitectura colonial de sus edificaciones y encontrar algunos hoteles y posadas, en caso que desees pernoctar.

Si la preferencia es hacer el recorrido vía terrestre, una excelente parada intermedia son las playas del Parque Nacional Morrocoy, cuyas aguas cristalinas permiten ver la fauna marina sin necesidad de máscaras. Es una parada ideal para continuar luego la vía hacia Coro y lograr alcanzar el espectáculo que significa ver al sol ocultarse entre las montañas de arena.

Si prefiere esta opción, puede acordar el transporte en alguna agencia de viaje o directamente con alguna línea de taxi .

Y como tal vez un video diga más que mil palabras, os invitamos a disfrutar de estas imágenes.

Una oportunidad excelente para visitar paisajes diversos en un mismo país.